47

Mis amigos y yo vol. II - ¿Amigas para siempre?

Nos conocíamos desde el cole. No íbamos en el mismo grupo de amigas entonces, porque ellas eran las más fashion y a mí siempre me había gustado más jugar a la comba y a voley que pasarme los recreos ajustándome las hombreras y cotilleando en corrillo.

Pero las cosas cambian y en el instituto me tocó a mí sola en la misma clase que todas ellas y supongo que entre eso y que las paredes de mi habitación andaban ya llenas de pósters de actores y modelos, sentía más afinidad con ellas de la que había sentido en el colegio.

Si hoy las hubiese visto desde fuera habría sabido que en un par de años serían las más populares del instituto, igual que ya lo fueron en el colegio. Todas guapas, aunque cada una a su forma y cada uno en su estilo, vestidas siempre a la última moda (no necesariamente "pijas" porque quien más y quien menos se las ingeniaba para adaptar prendas económicas a las tendencias, incluso tirando de corte y confección) y, a la vez, bastante accesibles (en esto creo que yo contribuí bastante porque yo me llevaba bien con todo el mundo y no tenía problema en entablar conversación con nadie).

Cada una tenía su propia personalidad y con el paso de los años hasta la ruptura del grupo que conté en el post de ayer, llegué a quererles muchísimo.

En un grupo de personas, siempre hay gente con la que congenias más y gente con la que congenias menos. Yo siempre congenié bastante con una de ellas así que cuando tiempo después de aquella ruptura contactó conmigo, pronto retomamos nuestra amistad.

Al principio solíamos hacer cada semana un "día de chicas" y quedábamos ella, otra de aquellas amigas (entre ellas dos habían conformado uno de los sub-grupos) y yo. Todas teníamos novio por aquel entonces y aprovechábamos algún día entre semana ir a cenar y hablar de nuestras cosas.

Pero la otra siempre fue muy inconstante y de cada diez veces que quedábamos, nos daba plantón ocho. Así que casi siempre éramos ella y yo. Ella salía con un chico que era franca y llanamente imbécil. Era arrogante, prepotente e intransigente. Por contra, reconoceré que era inteligente y guapo y entre eso y otras cosas de su relación que yo obviamente no veía y desconocía, ella estaba muy enamorada de él. Y como ella le quería tanto, pues por supuesto que yo no decía ni mu. Era el novio de mi amiga y yo mejor que peor o peor que mejor, tragaba con ello con la mejor de mis sonrisas.

Sin embargo un sábado de los que quedábamos las dos parejas, él me hizo un feo en mi propia casa que me sentó fatal y encima quiso imponernos a los demás su opión en algo en lo que yo no estaba de acuerdo. Intenté hacerle ver que sobre gustos u opiniones, él no podía hacer valer su criterio como el único bueno, pero no lo conseguí y reconozco que la discusión se agrió un poco.

Sospechosamente, nunca más volvimos a quedar todos juntos y ella y yo quedamos relegadas a "amigas de los jueves". Cosa que yo por supuesto acepté, no iba a imponerle a mi amiga que se enfrentara a su novio... sobre todo siendo él como era.

Y en todos esos años, jamás le dije nada a ella sobre él... hasta el día en el que me llamó llorando porque lo habían dejado. Entonces, aún sin darle mi abierta opinión sobre él, sí que hice hincapié en que se pensara mucho si era feliz con esa relación. En realidad no lo era y más tarde, cuando ella estuvo preparada, me contó cosas horribles que él le había hecho, entre ellas serle infiel muchas veces y contárselo aduciendo que "todos los hombres son infieles, pero tú tienes suerte de estar conmigo porque yo soy honesto y te lo cuento".

Se acercaba por aquel entonces la Semana Santa de 2005 y yo, que ya había cortado con mi novio y andaba enredada ya en mi gran historia trágica, había quedado con una amiga de Alicante para ir a ver la Semana Santa malagueña, contando por supuesto con que mi mejor amiga se iría de puente con su novio. Le insistí para que se nos uniera porque sabía que si se quedaba, con lo frágil que estaba, a poco que él le insistiera volvería con él.

Las tres semanas que faltaban hasta Semana Santa me las pasé diariamente con ella, consolándole e infundiéndole fuerzas cuando quería hablar con él. Él hizo su movimiento a pocos días del puente de Semana Santa (supongo que por verse solo y sin plan) y ella fue lo suficientemente fuerte como para decirle que no y venirse conmigo y la chica de Alicante de viaje.

En Málaga le presenté a un amigo mío que sintió un flechazo inmediato por ella. No se le podía reprochar, era guapa, inteligente, dulce... Le advertí de su situación personal y de que no era momento para precipitarse. A ella él también le gustó (nada que reprochar tampoco) pero él, desoyendo mi consejo, se lanzó y en dos semanas estaban ya saliendo juntos.

Siempre me pareció que había pasado todo demasiado rápido y por muy bien que se les veía juntos, mantuve cierto escepticismo. Y no me equivocaba. Llevaban casi un año de relación a distancia (aunque viéndose con mucha regularidad) cuando él planteó venirse a vivir aquí. Ella aceptó, pero poco después su castillo de naipes se vino abajo y cortó con él porque no sentía "lo que tenía que sentir".

Por incongruente que pueda parecer, ella se quedó hecha polvo (él también, por supuesto) porque sabía que él era un gran chico, que le había tratado de maravilla y que había hecho muchísimo por ella, por que se sintiera bien. Y ella sabía además que le había roto el corazón y se sentía fatal por ello.

Durante todo el año que duró su relación, ella y yo quedábamos los fines de semana y por eso en ese tiempo, aunque fuimos conociendo a gente y aparte teníamos otros amigos, tampoco ampliamos más el círculo.

Cuando ella rompió con su novio malagueño, de nuevo estuve cada día con ella. Eran además las fiestas de aquí, la Magdalena, y apenas salí en toda la semana de fiestas porque ella no estaba con ánimo. El último domingo de Magdalena, quedamos para ver el acto de fin de fiestas. Al día siguiente (como casi cada año) yo cogía un avión para ir a Mallorca y en esa ocasión me quedaría allí casi dos semanas seguidas. No volví a verla.

Estando yo en Mallorca, me llamó y me dijo que su ex (el imbécil, para entendernos) le había llamado después de casi un año sin saber el uno del otro y le había dicho que quería hablar con ella. Me preguntó que qué opinaba yo y le dije la verdad, que un año es tiempo suficiente para que uno se dé cuenta de sus errores y que si a ella le apetecía llegar a entender lo que había pasado, que quedase con él.

En ese tiempo en el que no estuvieron juntos, tanto su familia como yo ya nos habíamos descarado y, animados por las cosas que ella ya se atrevía a ir contando, le habíamos dicho todo lo que realmente siempre pensamos de aquel chico, que nunca la vimos feliz con él, que nos caía antipático, etc. sobre todo comparándole con el chico malagueño. Por todo esto, cuando quedó con él, tuve que cubrirle de cara a su familia, porque era el día en el que yo volvía de mi viaje a Mallorca y ella había dicho en casa que había quedado conmigo.

Le envié un mensaje por la noche y le pregunté que qué tal estaba yendo todo. Me contestó y me dijo que muy bien, que le estaba haciendo bien y que estaban hablando mucho.

Desde aquella noche, no pude volver a contactar con ella como lo habíamos hecho antes. El contacto diario que habíamos tenido, se convirtió en hoy te envío un mensaje y con suerte mañana me lo respondes. Traté de quedar con ella esa Semana Santa y sólo recibí evasivas.

Pasadas las vacaciones, me tocó viajar a Málaga por trabajo. Allí tuve que enfrentarme a su ex, furibundo aún, que no comprendía qué había pasado. Ella era mi mejor amiga y la defendí tanto como pude, aunque yo no compartiera su forma de actuar. Él estaba también triste y, como también es amigo mío (lo pongo en tiempo presente), también tuve que consolarle y, aunque por protegerle a él y a mi amiga, no le conté nada del otro ex (con quien yo sospechaba que mi amiga había vuelto aunque no me lo hubiese dicho), sí que le insté a rehacer su vida y a dejar de insistir con ella.

Volviendo de Málaga estaba cuando me llegó un mensaje de ella. Hacía más de un mes que no la veía y en el mensaje me decía: "¿Quedamos el jueves que viene?". Me enfadé. Sabía lo que me respondería, pero aún así le contesté: "¿Y por qué no quedamos este sábado?". Y ella me dijo que había quedado con su ex/novio. Le pregunté si entonces habían vuelto y me dijo que sí y que estaba muy feliz. Pero ahí estaba yo, agotada después de una semana de viaje, de trabajo y de soporte sentimental a su ex quedando relegada de nuevo a los jueves porque ella había vuelto con su novio. No me pareció justo y se lo dije. Tal vez no me expresé de la mejor manera porque estaba que rabiaba. Le dije que si ella era feliz, yo también, que me alegraba de que fuese así, pero que sentía que no me estaba tratando como me merecía. No estoy segura a estas alturas de cómo lo interpretó ella, pero acabamos la conversación con un "pues nada, yo te quiero mucho, si alguna vez te hace falta algo, ya sabes donde estoy, pero a mí no vengas a decirme de quedar ni un jueves más".

Hace algunas semanas, después de casi 5 años sin verla (que ya tiene su mérito porque Castellón no es más que un pueblo grande) me la encontré en la calle. Yo salía de trabajar y andaba hablando por el móvil y coincidimos de frente en la acera. Nunca he sido una persona rencorosa, así que me sorprendió ver que ella se pegaba a la pared y con cara de mucho apuro y ¿vergüenza? me dijo un tímido "hola". Yo colgué inmediatamente la llamada y me acerqué y le di dos besos y le pregunté cómo estaba. Tuvimos una breve conversación en la que supe que estaba viviendo con su novio (pero no el imbécil, a saber cuánto haría que habían terminado) y no pude evitar fijarme en su lenguaje corporal, con las dos manos asiendo la correa del bolso y pegada a la pared como si fuera a salir huyendo en cualquier momento.

Es triste que las cosas acaben así y ella probablemente tenga una versión distinta de lo que pasó. Pero el tiempo que invertí en esa relación, también fue tiempo que perdí para poder conocer a otras personas y ampliar mi círculo de amistades o afianzar mi contacto con el otro sub-grupo con el que, aunque yo me llevo bien con todas, ella no y compaginar las dos cosas o volvernos a integrar era una quimera. No obstante no me arrepiento, como con todo, aprendí mucho, pero es innegable que esto que pasó es también uno de los motivos por los que hoy por hoy me encuentro en esta situación.

Y vosotros, ¿habéis perdido a algún amigo así?

47 Comments


Pues nada...es evidente que la unica que ha salido perdiendo es ella....asi que...¡que espabile!

bss coleguita


Hola Pérfida! Jajaja, pues sí, ella se lo pierde, ea!
Besos!


jolin es que es muy triste perder amigos y mas si es de esta forma.
yo estoy en una situación, no se si parecida pero si dura, y es que en un subgrupo de 4 amigos que eramos, una pareja, otro chico y yo, el chico de la pareja era un cenutrio y un mimado, pero el y yo nos llevábamos medianamente bien. A la novia no es que la llegase a tratar mal, pero la tenia muy descuidada y era muy egoísta con ella, se comportaba mas bien como si fuera una amiga o la hermana que no tenía, que como una novia, pero ella se lo perdonaba todo porque su carácter es muy dócil y bueno, que es una buenaza, pero se hartó, y se enamoro del otro chico que estaba en nuestro grupillo, el mejor amigo de su novio, y el llevaba años enamorado de ella. Fue todo muy rápido, pero ella lo hablo todo con el y se lo explico lo mejor que pudo, que no quería engañarle ni hacerle daño, y el tubo un detalle que a mi me pareció totalmente criminal, a parte de hacerse la victima, cuando era parte del problema, la dijo que si no era para el, no seria para nadie y yo por ahí no paso, no quiero a ese tipo de gente en mi vida, me sonó super violento, en el momento en el que yo empece a decirle las cosas que a mi parecer no estaba haciendo bien, porque era mi amigo, y creo que para afrontar un problema, y mas si es de pareja, ambos se tienen que dar cuenta de lo que hay y de aceptar el grado de culpabilidad de cada uno, pues el no acepta esa parte de culpa, no hace mas que echar mierda sobre ellos (mis todavía amigos), y yo le llamé la atención, al igual que si hubiera sido al revés, pues como en ese momento no escucho lo que que quería oír pues no solo empezó a rechazarme, hasta el punto en que bueno, pues ya no somos amigos, y creo que nunca lo seremos, porque aprovecha la mínima para insultarme, y bueno dar a entender lo que es...

menudo mazacote...


Hola guapa! es complicado sí...amistad-pareja..pienso que mis amigos son buenos y que cuando los necesito para hablar están ahí pero inevitablemente el tiempo pasa, tenemos responsabilidades y caemos en la rutina. Ya no dispones de todo el finde para los amigos como cuando éramos más jóvenes, ahora el que no tiene hijos, tiene pareja o está cansado del curro y cuesta horrores quedar incluso un finde al mes. Estas son las excusas que todos damos ya que si se quiere se puede pero no sé.. será que nos hacemos mayores :-s.
Yo pasé por una ruptura muy dura después de 15 años de relación...tela.. y cuando eché mano de amigos ya te digo..complicado..


Angie, mazacotes los escribimos otros... y allá que voy otra vez.
En mi grupo de amigos pasó algo similar a tu caso (Angie, no Lorena), la novia de uno yéndose con el mejor amigo de éste. Y es un asunto complicado de manejar. Si que te dejen jode, que sea por tu mejor amigo jode aun más, y mi amigo todavía no lo ha superado del todo (y hace ya muchos años).
No quiero disculpar a tu ex amigo, pero aunque él sea buena parte del problema, seguro que es muy complicado para él contemplarlo así y sólo es capaz de ver el "engaño" por parte de su novia y su mejor amigo. Si no lo supera con el tiempo, será peor para él, pero igual solo le hace falta eso, tiempo...

Y Lorena... no, no he perdido a ningún amigo así, pero ya te dije en el post anterior que me da que ese tipo de situaciones son más típicas de chicos que de chicas, o por lo menos esa es mi experiencia. Mis amigos de toda la vida no se alejan para irse con novias, las acercan a ellas a nuestro grupo.
Siempre he dicho que igual que el dinero mueve las sociedades, a las personas lo que más les mueve es el corazón. Y tiendo a intentar entender cualquier reacción movida por el corazón, aunque no justifique muchas ni perdone otras.
En el caso de tu amiga, entiendo que os equivocasteis las dos, manejasteis mal la situación y al final se rompió la relación de profunda amistad que teníais. Y seguramente ambas perdisteis cosas por el camino.
Pero también es muy posible que fuera un camino que tenías que recorrer, y estoy seguro de que si no te hubieras "desprendido" de esa carga habría muchas cosas que te hubieses perdido en estos últimos 5 años...

Suerte con tus búsquedas.

Saludos.


Te iba a hacer un par de críticas, pero hoy paso. Me gusta leerte (entre otras muchas cosas porque me haces entender ciertas cosas que no acababa de ver claras).

P.D. En tono jocoso te digo que resulta bien difícil no ser amigo tuyo. Así que el que no quiera serlo lo puedes descartar por estar algo "atontao".

Besos!


Hola!!

Jo, pues la verdad es que a mi me han pasado cosas parecidas a lo largo de mi vida. Suelo volcarme mucho con mis amigos, sobre todo cuando estan mal, como veo que te pasa a ti. El problema es que no todo el mundo sabe "agradecer" esto. Es decir, se q ni tu ni yo lo hacemos esperando nada a cambio. Pero si yo veo que una amiga se vuelca 100% conmigo cuando tengo un problema, yo lo agradezco infinito y esa amiga me tendra a mi para todo.

Yo he aprendido con el tiempo que la gente suele ser bastante egoista y solo ve lo suyo, porque otra explicacion no encuentro. Ya si hay tema de novios de por medio ni te cuento...

En fin, esta chica no te merecia. Se que duele, pero hay que verlo asi.

BEsitos guapa!!


Pues si, he perdido amistades como en tu caso de la manera más injusta.Duele mucho cuando estás al pie del cañón siempre y luego te dejan de lado a la mínima de cambio.
No tenias una verdadera amiga y ella es la que salió perdiendo con toda seguridad.
La amistad a veces puede ser tan compleja como el amor.
Biquiños Lorena!


pues si que es dificil oligoqueto yo no digo que no, pero si no te dejas ayudar, y si encima solo quieres que te digan lo que quieres escuchar, malo

Lore se me ha olvidado contarte que tambien teniamos una amiga (esta vez todos jeje) que cada vez que tenia un novio desaparecia, y eso que era vecina de varias amigas mias. Un dia se echo un novio y desapareció por completo, nos la cruzamos por la calle y ni tan siquiera nos saluda, hace poco descubrimos que lo hace por pura vergüenza


Uuuuuf, menudo tema. Este da para una respuesta tocha, lo siento :)

Al igual que muchos de tus lectores yo tenía un grupo cuando era pequeño. Nos fuimos haciendo mayores y el grueso de ese grupo permaneció unido. Pero fue empezar las novias/os a hacer acto de presencia y empezar a desintegrarse el grupo. De todos los que éramos, yo aún mantengo contacto y amistad con un par de amigos pero tuve un caso curioso con otro que es muy parecido a lo que has contado.

Sin tanta entrega por mi parte, hice de kleenex en los malos momentos y de consejero para evitar recaer en los mismos errores. El resultado al cabo de un tiempo fue que volvió con su novia y que le dije que tiempo no tenía demasiado como para perderlo con lloros, que sabía como iba a acabar y que se lo había dicho ya todo el mundo, que no pretendiera que todos estuviéramos siempre para aguantar sus lamentos. Esa fue nuestra penúltima conversación.

La última fue unas semanas después en la que me llamó para decirme "tío tienes razón, esta tía es una .... fíjate...... tralarí, tralará". Y con la sutileza que me caracteriza le dije que sí, que tenía razón y que como ya se lo había dicho pues no hacía falta que se lo repitiera, que había perdido entrenamientos por estar animándolo y ayudando pero que no podía perder más.

Hace poco nos encontramos porque mi pueblo no es como Castellón, y no es un pueblo grande :) Nos cruzamos una mirada y cuando giré para ir a saludarlo se dio la vuelta y se marchó. Y con cara de tonto me dí la vuelta yo y seguí mi camino.

Ale, ya tienes otra versión para comparar. En el fondo la historia siempre se repite para todos.

En otro momento te cuento una con final feliz.

Besos.


Lorena:
Hace tiempo que te leo pero creo que nunca había dejado un comentario, la verdad es que creo que un amigo así (que sólo está cuando te necesita) no es amigo real, suerte que te alejaste de esta eprsona que no te valoro y así inviertes tu tiempo y sentimientos en alguien que este contigo simpre...


Hola Lorena,
yo no he perdido a ninguna amiga de esa manera, pero sí de otras, igualmente dolorosas por injustas a la vez que terminas sintiéndote un poco utilizada.
Por lo que has contado, y me vas a perdonar, me da la sensación de que tu amiga siempre ha tenido que estar con algún tio, vamos, que eso era su prioridad, por lo cual, ante ese tipo de personas, las demás siempre quedaremos relegadas a un segundo plano, como amigas de los jueves, como tú dices.

Por cierto, tu historia trágica no me la sé, llegué a tu blog hace poco y no me ha dado tiempo de leerlo todo, en qué post empieza? Pa ponerme al día.
Besotes ;)

Cansada de besar sapos
http://frog-tired.blogspot.com/


Hola Lorena! Yo también hace tiempo que te sigo(te encontré de casualidad, como muchos... ;). Yo tengo 32 años y soy de Valencia, (y podemos decir que, soy soltera), y me gusta leer tu blog, aunque nunca había comentado nada...

Buf..., yo tb tengo historia de estas, pero lo que sí sé es que aunque valoro la amistad por encima de todo (y a mí también me están empezando a faltar amigos para hacer cosas, cuando quieras quedamos..., jeje)por experiencia y por lo que leo.., me reafirmo que nunca hay que volcarse en una sola amistad (que a su vez ha tenido problemas con otros, etc...), llegan novios, historias..., y ya ves..., jo, la verdad es que es una pena que suceda esto, que la otra persona no valore la amistad y pueda pasar lo que dices...

Un saludo!

Carmen


A mi me esta pasando con una persona que ha aparecido en mi vida sin yo quererlo y a la cual he ayudado mucho no, muchisimo y la he tratado como una hermana durante dos años y ahora mismo que soy yo la que la necesito a ella me ha dado la espalda totalmente. Antes era ella la que estaba sola y como te paso a ti, por pasar tanto tiempo con ella he dejado de conocer gente y ahora la que estoy sola soy yo, no estoy acostumbrada a estar sola y se me cae el mundo encima.


Hola Lorena, yo creo que a todos nos pasa siempre algo parecido. Tenia una amiga de toda la vida siempre juntas hasta que empece a salir con el que es mi marido y ella le empezaron unos celos contra el tremendos (y eso que eran amigos hace años tb) y poco a poco destruyeron toda nuestra relacion hasta el punto de solo decirnos hola por la calle, me dio mucha pena e intente por todos los medios salvarla, pero no hubo manera.
Actualmente ya distinguimos, los colegas para quedar y salir y luego una pareja que tenemos de amigos de hace 15 años que si que cumplen las condiciones que hablabas, amigos para salir y contar las penas, todo junto. Nos casamos el mismo año, ella está embarazada y nosotros en ello... Con ellos hemos tenido mucha suerte. Un saludo. Paula


Por desgracia esa es una historia comun y que se repite mas amenudo de lo que le gustaria a culaquiera.

Por mi parte me ayudo a aprender y centrarme en mi misma.


Hola,

bajo mi punto de vista las relaciones tan absorbentes, ya sean de pareja o de amistad, no traen nada bueno, como las sectas...

Cuento mi caso:

Yo vivo en un pueblo de los madriles, pero tengo vida fuera de él, no como la mayoría de los amigos que he tenido en el pueblo.

Normalmente, en los pueblos, o al menos en el mío, los grupos que se forman suelen ser muy cerrados y, o bien van creciendo hasta que se rompen, o bien no admiten a muchos adeptos y terminan cuando se cansan los unos de los otros hasta el punto de no querer verse más.

Además de esto, tampoco toleran que los miembros tengan vida fuera de ese grupo, en cuyo caso tienden a criticarle y a echarle, ya que es un infiel.

Dicho esto, lo que me ha ocurrido las dos últimas ocasiones ha sido que en el grupo que tenía (el primero de ellos), a pesar de llevarme estupendamente con todos, tenía más afinidad con uno de ellos, pero ni siquiera quedábamos por separado. El caso es que este chico o te cae bien o te cae mal y pasó que algunos (el cabecilla y su novia) terminaron hartos de su novia y él, así que dejaron de llamarle. No sé cómo me las apañé pero yo también fui incluido en ese pack así que a mi también dejaron de llamarme.

Es cierto que, como he dicho, tengo vida fuera de mi pueblo, por lo que no siempre podía quedar con ellos ya que tengo más amistades de la universidad, trabajo, etc que requerían (y requieren) atención de vez en cuando.

Después de esto, seguí yéndome con la pareja hasta que me fui de ERASMUS y estuve un tiempo ausente. Cuando volví, sólo lo tenía a él de amigo (qué fuerte, después de toda una vida en el pueblo) por lo que me uní al nuevo grupo de amigos que este chico había formado (ya sin novia). Este grupo era muy nuevo y fue creciendo poco a poco hasta que recientemente se ha fraccionado por algunas riñas (principalmente entre mujeres... (de esto habría que hablar en algún post)). Como él también estaba en medio, han dejado de tener tanto trato y por consiguiente a mi también me han dejado de lado... bye bye "os echaré de menos". No sé que pasa que cuando este chico tiene un problema a mi siempre me salpica, e insisto, ni siquiera nos vemos fuera del grupo por lo que casi tengo el mismo trato con él que con los demás.

Por otro lado, y volviendo al tema de tu post, mientras lo leía me ha venido a la mente un pregunta que es si algunas personas que han tenido una relación sentimental basada en el sufrimiento y de repente se ven en otra donde son felices, de alguna forma se pueden sentir culpables de ser felices y prefieren volver a esa otra relación tortuosa. No lo digo por tu amiga ya que no tengo datos, simplemente me ha recordado a eso. ¿Tú qué opinas?

Bueno no me enrollo más.

Un besazo.

Cloud.


Es una pena que igual que vienen se van pero quizá es porque la vida va cambiando y que a lo mejor en ese momento era muy amigo y ha dejado de serlo. Pasa con la gente, pero yo creo que no se podrá cambiar.
Me ha gustado lo que ha puesto Shiva, "me ayudó a aprender", siempre se aprende de la vida.
Saluwikis!


Lo peor es cuando quien menos te lo esperas actúa de la forma menos esperada. Sí que es horrible, sí...


Por suerte, ninguna de las personas a las que yo considero "amigos" me ha fallado de alguna forma. Tan sólo una persona (aunque no era un amigo) me decepcionó con su forma de actuar, y me dolió...
Supongo que casos como el que describes, abundan (por desgracia). La mayoría de la gente es egoísta por naturaleza.

Un besito y feliz Semana Santa!


Toda acción tiene su reacción...¿no se dice asi?

Evidentemente la vida es un cúmulo de decisiones, acciones y sus resultados y las consecuencias son inevitables.


Leyendo este post y leyendo los comentarios me resulta increíble la cantidad de malos entendidos que, por no resolverse a tiempo, acaban con relaciones importantes.

Me parece una reflexión interesante al respecto porque afecta y mucho a nuestras vidas. Las cosas hay que aclararlas porque pueden volverse en nuestra contra sin siquiera esperarlo...


Hola.
Más que sobre si alguna vez he perdido un amigo así, esto me pone a pensar sobre lo que creemos y esperamos de la amistad.
Yo, que he ganado, tenido, abandonado, perdido y repelido volúmenes industriales de todo tipo de amigos, y que también he sido ganado, tenido, abandonado, perdido y repelido por otros tantos, pienso que es clave tener claras dos cosas: el sentido de la amistad y la forma de asumirla.
Sobre su sentido, creo que en últimas es procurar para la otra persona el mayor bien posible. Muchos dirían "Eso es lo que yo he querido para mis amigos, y mira cómo resultan al final las cosas". Pero yo creo que la nueva clave está en el tipo de bien que queremos para ellos. Yo no me refiero a darles un bien particular, un bien que es lo que yo pienso que es "bien" y que POR ESO lo defino como tal, sino a un bien que lo sea en sí mismo, por su naturaleza y no por la opinión (seguramente de buena fe) de quien así lo califica, y que por lo tanto también lo sea para nuestros amigos (aunque ellos mismos no lo crean así). Aunque lo que voy a decir no es muy popular aquí, tengo asumido que existen bienes absolutos, que son ciertos y válidos en toda circunstancia (tan válidos como que el todo siempre es mayor que la parte) y que por eso son buenos para todas las personas. Creo que la amistad tiene por sentido llevar eso a la vida de los amigos. Y como nadie da de lo que no tiene, o, dicho de otro modo, cada quien da sólo de lo que tiene, creo que debemos pensar qué tenemos para nuestros amigos y si eso es un bien real para ellos, y lo mismo de allá para acá: ¿es un bien real lo que nos ofrecen nuestros amigos?
Sobre la forma de ser amigos sólo propongo un acto de equidad: si medimos nuestros actos con nuestros amigos por nuestras intenciones al hacerlos, no midamos los de ellos por sus resultados en nosotros.
Roberto.


Yo también me cansé de que me pidiesen consejos que luego se volvian contra mí, de que quedasen conmigo solo para que hiciese de taxista, de que me llamasen a las 3 de la mañana entre semana para contarme algo y cuando me preguntaban qué tal no dejarme empezar a hablar y decirme que tenian que colgar. Yo también habré aprendido, supongo, pero despues de tanto tiempo sigo ultra jodida


He saltado aquí por otros blogs y me encanta que así haya sido.
y sí! malentendidos hay muchos, y cobardes que nos rodean más. Te sacan toda la sangre, se la inyectan en vena cuando les apetece, y cuando ya no lo necesitan o se cansan. Patapumm!! patada y a otra cosa mariposa.
Gracias por compartirlo!
saludos!


Hola Angie! Es una lástima lo que te ha pasado/te está pasando. Pero tal vez ahora esa persona no esté receptiva y sí lo esté más adelante. Y entonces tú podrás decidir si te interesa o no recuperar esa amistad, en el sentido de si te va a aportar o no.
Besos!


Hola Kuki! Ufff, 15 años son muchos años, debió ser durísimo...
Sí, nos hacemos mayores y las cosas cambian, pero no necesariamente a peor. Un cambio de enfoque seguro que hace milagros ;)
Besos!


Hola oligoqueto! Es muy interesante eso que comentas porque puesto que mi grupo de amigas se desintegró y el tuyo se agranda con las novias de tus amigos, creo que (contando con que por supuesto habrá excepciones) podríamos afirmar que nosotras tenemos más ¿tendencia? a seguiros. Igual es resto evolutivo... :)
Besos!


Hola Juanan! Muchas gracias ^_^ ¿Qué cosas son las que te ayudo a comprender? Me gustaría saberlo...
Besos!


Hola Maider! Pues sí, yo tengo la conciencia muy tranquila. Sé que mi enfado no lo gestioné correctamente, pero ella bien podría haber hecho algo y no hizo nada de nada. Así que yo bien tranquila.
Besos!


Hola Bolboreteira! Pues sí, me demostró que no era una amiga de verdad, pero ella se lo pierde!
Besos!


Hola otra vez Angie! Ay, de esos casos también conozco varios, sísí...
Besos!


Hola Alejandro! Pues sí que fue un caso bien parecido al mío. Eso es algo que yo tampoco entiendo, cuando te piden consejo para acabar haciendo lo que les viene en gana (en su derecho están, desde luego) para luego volver diciendo "tenías razón" para luego volver a hacer lo mismo una y otra vez como en una espiral. Es mejor salir de ahí como lo hiciste lo antes posible!
Besos!


Hola Andrea! Pues me ha gustado mucho tu comentario, así que anímate más a menudo!! :)
Besos!


Hola rocio! Sí, yo llegué a la misma conclusión, que ella necesitaba estar con alguien sí o sí y además su personalidad variaba mucho según con quién estuviera...
Mi historia trágica está a medias en otro blog. Si me dejas tu dirección de e-mail te digo cuál es (por supuesto no publicaré la dirección).
Besos!


Hola Carmen! Pues sí! A ver si encontramos la forma de quedar!!
Besos!


Hola Anónima! Es una faena como la copa de un pino eso que te está pasando... lo he vivido...
Besos y ánimo!


Hola Paula! Qué suerte que tengas amigos que cumplan los dos requisitos!!
Besos y mucha suerte en la "búsqueda"!


En este tipo de historia yo veo un error que todos, sin excepcion, alguna vez hemos cometido o seguimos cometiendo. Cuando te entregas a un amig@ y le ayudas en todo lo que puedes y mas, se genera sin poder evitarlo en tu inconsciente como que esa persona esta en deuda contigo, como que esperas un trato mejor y creo que es ur error. A pesar de creo que si merecieras el trato que reclamabas Lorena, el problema viene cuando te creas falsas expectativas y hay que ser conscientes de que esa ayuda que prestas lo haces incondicionalmente y sin esperar ninguna contraprestacion. Estas cosas no solo pasan entre amigos, es muchas veces tambien la causa de rupturas de pareja. Repito, si que creo que merecieras ese trato que reclamabas pero no debemos crearnos expectativas porque las desilusiones son mayores y los enfados en consecuencia tambien. Besos Lorena.


Tu historia me suena un poquito… Tenía un amigo así, no de toda la vida solo nos conocíamos desde hacía unos pocos años. Conoció a una chica que automáticamente me encasillo como “mala influencia” para su novio e hizo lo posible porque nuestra amistad se fuera al garete. Y lo consiguió, el cedió. Ya lo dice el refrán “Tiran mas dos…”


He perdido tanta gente por ser así que ya he perdido la cuenta :S


Lorena, yo también he tenido amistades así. Ya escribí un post sobre ello (lo siento no he podido buscarlo) pero era una amiga, que conociese yo a quien conociese, todo el mundo le caía mal, por puros celos que yo me fuera con otras personas, aunque fuera a tomar café. Por suerte la vida pone a cada cual en su lugar.--


Lorena, yo creo que ésto pasa más entre mujeres desgraciadamente. Yo he tenido muchas movidas con amigas por echarse novio y abandonarme tal cual, en cambio, conservo intactos a todos mis amigos hombrees; algunos hetero, otros gay. Es difícil compaginar la vida en pareja con la vida social (yo tuve pareja muchos años y lo mantuve pero costó). La última amiga que perdí fue lamentablemente por un hombre, ya que se empeñó en decir que rivalízábamos por él, y nunca fue así. Una pena muchas mujeres que compiten entre ellas y además no saben perder. Hay que creer más en una misma.

Personalmente ha asumido que haga lo que haga me volverá a pasar, sobre todo si hay hombres de por medio.

besitos


Hola Lorena, mi nombre es Lore, estoy leyendo tu blog, y me quedo alucinada, de lo identificada que me siento con algunas de tus historias, tiene algun mail de contacto? besos


Hola Lorena....ya estoy d vuelta x castellon y retomando la lectura del blog.....pues perder no..pero si q es verdad q cuando una pareja d amigas lguna se busca novio es irremediable el alejamiento.Yo desde mi relacion en asturias(q acabo como el rosario de la aurora) pues como que paso de mas novios,y aunque tengo algun amiguete x ahi con el que paso bastantes horas y momentos...mi mejor amiga me reprocha que no la vea ni la llame cuando(como te conte en otra entrada) ella se ha enfrascdo en un "nosotros"perpetuo,en el que solo sabes de ella 2 veces al mes pero que te echa en cara que tu no la llames a ella tooodas las semanas minimo un par de veces. Ya no se si mi punto de vista es el bueno o el malo,si estare siendo egoista o no...pero auque se que la "no relacion" con este chico no va a pasar a mayores..(despues d hablarlo y meditarlo) no creo que tenga derecho a enfadarse por ello...no???o a pedirme una atencion que ella por su parte no ofrece....no se ....

besitos y feliz verano....a ver si nos vemos x ahi...jejejej


Pues no exactamente perdí amistades así, pero si las perdí. Supongo que la que más me duele y más recuerdo es la de una chica llamada ANA que de un día para otro me dijo (a través del msn cuando le invité un café): "Haz cambiado mucho, ya no me interesa seguir cultivando lo que creí era amistad. Cuídate." No supe que contestar, me enojé y al mismo tiempo me sentí lastimada en el orgullo pero tampoco estaba dispuesta a imponer mi presencia si no le apetecía. Tengo la sospecha de que lo hizo porque el chico con el que estaba saliendo (y no se si sigue con él) entonces me agrego al msn y un día tuve una platica muy X con él. Supongo que fueron celos o algo así. La verdad no lo sé y no me interesa saber hoy. Creo que los verdaderos amigos te aceptan tal y como eres, con cambios, sin cambios, medio cambiados, con virtudes y defectos. Yo tengo la suerte de tener a muchos amigos que si lo son y que conozco desde hace mas de 15 años.


Yo también he perdido amigas por estar defendiéndolas... pero para que te enteres, eso es sólo hasta un día, porque el mundo es redondo y da muchas vueltas.

Publicar un comentario

¡Escríbeme!

Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 Bitácora de una soltera All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.