18

Jose.

Jose fue mi cuarta cita de Meetic y con diferencia la peor. Si habéis leído entradas anteriores, bueno, concretamente la de Manu el Depredador, podréis pensar que eso es imposible, pero os aseguro que no fue así ya que al menos saqué algo de mi cita con el escultor: una fuerte sensación de confianza en mí misma. Con Jose me quedé exactamente igual, indiferente, como si esa cita nunca hubiera existido.

Habíamos contactado hacía un tiempo. A mí me llamó la atención su forma de escribir, con mucho estilo y muy correcta tanto gramatical como ortográficamente. Él me había enseñado algunas cosas que había escrito y habíamos hablado unas cuantas veces por teléfono. Jose es de Valencia y tiene 39 años.

Un día entre semana decidimos quedar ese sábado para tomar algo y cenar. La verdad es que a mí no me apetecía mucho. No teníamos una relación muy habitual y me daba un poco de "corte", pero aún así accedí porque pensé que sería una buena velada. Sinceramente, quería intentar quedar con gente más mayor después de lo inmaduro que me había parecido Edu.

Sin embargo me llamó el viernes para decirme que se acababa de acordar de que el sábado jugaba el Valencia contra el Madrid. Yo, ilusamente, pensé que lo que le pasaba es que quería verlo y le dije que no se preocupara, que como a mí me gusta mucho el fútbol (y soy del Madrid), podíamos ir a verlo antes de cenar a algún sitio, sin problema. Él titubeó y me dijo: "Ya... pero es que... juegan en Valencia... y soy socio...". Entonces lo comprendí: quería ir a ver el partido a Mestalla.

- Ok, no hay problema - le dije. Y acabamos quedando el domingo.

Llegó tarde (¿soy yo la que inspiro que mis citas se retrasen?) y llegó también con su BMW (éste no era un deportivo, sino un coche familiar). Nada más sacar la pierna para bajar del coche lo primero que vi fue una mancha de aceite enorme en sus vaqueros viejos. Daba la impresión de que la última vez que esos pantalones vieron la lavadora, Franco aún gobernaba.

Era un contraste raro, de cintura para arriba venía muy arreglado, con el pelo repeinado con fijador y una camisa azul marino (¿o era negra?) muy bonita. Sin embargo los pantalones (que le venían grandes) daban grima y los zapatos estaban sucísimos, llenos de barro seco por los lados. Y eso sí, de aspecto me pareció muy mayor, mucho más de los 9 años que me sacaba.

Puede que parezca que me fijo demasiado en esas cosas, pero no porque les otorgue especial importancia, sino porque:

a) Soy muuuy observadora.
b) Considero que una imagen vale más que mil palabras.
c) Creo a pies juntillas eso de que no hay una segunda oportunidad para crear una buena primera impresión.

¿O es raro que uno piense que la primera vez que va a ver a alguien tiene que tener un buen aspecto? Obviamente no me refiero a que tienes que ir como si fueras de boda, pero sí que opino que la otra persona va a recibir mucha información mía sólo con ver mi aspecto. Eso significa que yo obviamente pensé que Jose era un poco descuidado, poco aseado y que no parecía estar muy preocupado de lo que yo pudiera opinar al verle.

En vez de ir en coche hacia donde yo había pensado tomar algo, decidió que fuésemos a pie. Le advertí de que eran unos 15 minutos y dijo que no le importaba, pero cuando llevábamos 10 minutos andando, ya se estaba quejando de lo lejos que estaba el sitio. Estuvimos tomando algo mientras estaba jugando el Villarreal contra el Barcelona, así que prácticamente sólo hablamos de fútbol.

No había nada de química. No es que yo estuviese esperando sentirla, ni me estoy refiriendo a química en plan sexual, pero es que no había ninguna conexión entre nosotros: la conversación no fluía, nos quedábamos a ratos en silencio, sin saber de qué hablar. "Aburrimiento", ésa es la palabra.

Quizás debimos dejarlo ahí, pero nos fuimos a cenar. Supongo que a los dos nos sabía mal decir en voz alta: "oye, mira, esto no funciona".

El restaurante estaba al lado de donde estábamos tomando algo. Llegamos, pedimos y seguimos "charlando". Él me contó un par de anécdotas divertidas de sus viajes y esa parte estuvo bien, aunque una anécdota acerca de un viaje a Ibiza se hizo demasiado larga y repetitiva, como si los dos temiéramos que al terminar nos íbamos a quedar sin tema de conversación.

Él empezó a mirar el reloj de vez en cuando. Yo, más disimulada, veía la hora en su móvil, que estaba encima de la mesa. Una vez, mientras yo le contaba algo, él disimuló un bostezo. En definitiva, usando un término futbolístico, estábamos los dos pidiendo la hora.

Llegó la camarera a retirar los platos y preguntó si queríamos postre. Cuando los dos dijimos que no, él se apresuró: "La cuenta, por favor!" Jajaja!! Fue una situación graciosa, porque yo creo que ya no teníamos ganas de alargarlo más ninguno de los dos.

Él no me dejó pagar y nos fuimos. En el camino de vuelta, se quejó otra vez (o mejor dicho, varias veces) de lo lejos que había aparcado. Llegamos al coche y ahí sí me pareció que él quería alargar un poco la cita, pero juro que yo no tenía ningunas ganas, así que le dije un "buenas noches", le di dos besos y me fui.

Jose desapareció de mi vida sin dejar ningún rastro. No eché de menos nuestras conversaciones ni por chat ni por teléfono. Es un fenómeno raro que pocas veces (o ninguna) me había pasado. Simplemente desapareció.

Por supuesto, tampoco volvimos a quedar.

18 Comments


Me has hecho recordad una cita que tuve hace un tiempo, donde las cosas tampoco parecían ir nada bien en un principio. Pero fue justo cuando dije "mira, creo que esto no acaba de funcionar" cuando los dos nos relajamos y empezamos a pasarlo bien juntos de verdad.

Seguramente por que esa persión inicial de causar una buena impresión y agradar al otro cesó y pudimos ser más nosotros mismos.

No llegamos a nada serio, pero seguimos siendo amigos.

Un saludo.


Hola Conrad: Sí, es posible, pero creo que nosotros no pegábamos ni con cola!! Besos!!


Ahora puedo entender lo del top 10 de cosas que no te gustann....

Tiene gracia por que los pequeños detalles que relatas son aquellos que realmente marcan una relacion...


En finnn a otra cosa mariposa¡¡

pd: Yo tampoco veo Lost...


Bueno, Pablo, todos tenemos nuestros defectillos... ;P
Gracias por leerme! Besos!


Oye pues está interesante la historia. Y lo bueno es que parece (es) real. Gracias por la naturalidad y como dice Pablo, los detalles.
Que bueno el poder expresarse tal como pensamos en público. Es una liberación.

Parece mentira como las apariencias pueden engañar- Y es cierto, yo he quedado un par de veces con chicas por internet. Y es que como soy algo visual, solo verlas de lejos ya sabía que na de na. Por eso me decidí a enfrentar lo real que era lo que me daba corte. Y mi trabajo está ahí. En la realidad del cara a cara. Quizás por eso no ligo en exceso. hehe

Aunque, claro, mi cuerpo y mente prefiere calidad que cantidad. Y la calidad comienza para mi con los ojitos... mmm.

Estoy deseando leer el quinto encuentro pues promete más largo o fructífero. Saludos


Hola Edik!! Lo mejor es el cara a cara, está claro que es lo que más información te aporta. Ya me contarás qué tal te está yendo... :)
Besos y gracias por leerme!


De nuevo alargando las citas... será que es superior a mi, pero en ocasiones como esta que describes intento cortar por lo sano, directamente intento irme con alguna excusa :) Es tontería alargar el sufrimiento mutuo jaja


Hola KannoN! Bueno, en mi caso es una cuestión de buena educación y saber estar. No me iría a no ser que el tío fuera un grosero conmigo o con los demás. Tampoco es un sufrimiento, hijo mío!
Besos!


Bueno, es cuestión de diferentes puntos de vista, para mi en una primera cita estar un rato con alguien y posteriormente despedirme no es falta de educación, al fin y al cabo nos hemos conocido, y compartido un tiempo. A no ser que a priori hubiesemos quedado para hacer varias cosas juntos, pero yo normalmente quedo en situaciones que no tienes porque estar mucho tiempo, si te encuentras agusto lo alargas y si no no lo haces. También es diferente si has quedado con una persona que vive lejos, eso es diferente, claro...
Yo creo que nunca quedaré para cenar con alguien por primera vez, prefiero alguna actividad (ir a patinar, bolos, ...), ir a tomar algo (café, cervecitas,..) que son situaciones que te puedes sentir más a gusto tanto si te cae bien o mal la otra persona.


Hola KannoN! Sí, supongo que es cuestión de diferentes puntos de vista ;)
Besos!


Uys, del Madrid??.....con lo simpática que me caias...jejejeje. Es broma, la verdad es que hace más de una hora que estoy buceando por tu blog y me está gustando mucho, intentaré seguirte a partir de ahora.....incluso a pesar de lo del Madrid.....jejeje

pd: eres un bicho raro encantador...xD


Hola Lestat! Jajaja, sí, del Madrid... cada uno con lo suyo :P
Me alegro de que te guste mi blog!
Besos, vampiro!

Miguel Ángel says:

Uf, eres dura con la apariencia ehhh. Ahora entiendo porque me dicen que no me saco partido... a mí que me da un poco igual mi aspecto. Bueno, yendo al tema... yo también he tenido una cita así, pero encima ¡repetí! Con la misma chica. Debo ser masoca, no le encuentro otra explicación...


Hola de nuevo Miguel Ángel! Jajaja! Dura con la apariencia en sí, no. Pero sí me da un indicador de si esa persona quiere causarme buena impresión o no!
Me ha hecho gracia lo de repetir cita :)
Besos!


Hola Lorena,
Una de las razones por lo que me encanta leerte es que me hace sentir que mis circustancias no son una isla, rodeada de gente exitosa... Es un poco cutre compararme, lo se :-(
He vivido algo así este fin de semana. He quedado por segunda vez con un amigo...La cosa es que cuando estamos con más gente nos sentamos al lado y no paramos de hablar, como si nos buscasemos... pero a solas es una situación muy tensa, me voy metiendo en un bucle, y cada cosa que digo/dice para reconducir la situación lo va empeorando todo...es dificil encontrar la fórmula mágica, y como ha dicho Miguel Ángel lo de repetir parece una pésima idea...


Hola Lorena! es la primra vez que te leo y la verdad es que estoy gratamente impresionado ( incluso, si no lo vigilo puede que llegue a ser "adicto"..).
Creo que eres una chica de lo más interesante..y además del Madrid!.
Una pregunta..¿ contestas a todos los comentarios que te envían?
Besos y enhorabuena por el blog!


Hola martina! Pues sí, la verdad es que en ningún momento me planteé repetir... Suerte con ese amigo!!
Besos!


Hola moz! Bueno, pues como verás lo intento! Voy con mucho retraso porque recibo unos 200 comentarios a la semana y últimamente estoy viajando bastante, por lo que se me acumulan, pero no me rindo!!
Besos!

Publicar un comentario en la entrada

¡Escríbeme!

Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 Bitácora de una soltera All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.