31

Javi. El principio.

Javi fue mi quinta cita. Dicen que no hay quinto malo y ciertamente así fue... al menos al principio.

Un día decidí que estaba harta de Meetic, de mis intentos frustrados por conocer gente. Ese día apareció Javi en mi bandeja de entrada. Me envió un e-mail en el que me invitaba a conocerle. Me gustó su estilo al escribir. Leí su perfil y parecía prometedor: soltero, licenciado, de Castellón, mismos gustos musicales, etc.

Le respondí dándole mi dirección del msn ya que al no estar yo suscrita en Meetic no íbamos a poder hablar. En lugar de chatear, empezamos a enviarnos e-mails cortitos. Estuvimos así todo un viernes. Fue el 12 de junio.

Leí su último e-mail del día y no parecía implicar una continuación, así que supuse que ya seguiríamos hablando por messenger. Pero resulta que no me agregó. Caí en la cuenta al día siguiente, el sábado, pero decidí que "a saber..." Al fin y al cabo, había aprendido que los designios de los mundos de internet son inescrutables...

Casi me había olvidado de la decena de e-mails que nos habíamos enviado el viernes, cuando el lunes me escribió de nuevo:

"Hola....

Estás por aquí?

Eres real? jeje"

Le contesté diciéndole que sí, claro que era real pero que él no me había agregado en el messenger. Confesó entonces que se le había olvidado, no cayó en la cuenta, sólo estuvo esperando mi e-mail, pendiente de su bandeja de entrada.

Ese día sí chateamos por la tarde. La conversación era muy amena, rápida, a ver quién era el más hábil y el más ocurrente hablando. Fue una de esas (pocas) veces en las que conectas con una persona y enseguida notas que hay feeling.

Él era bastante reservado para contarme cosas personales. Me dijo a qué se dedicaba, pero no me dijo dónde trabajaba, ni me dijo sus apellidos. El remitente en sus correos siempre son sus siglas. Sin embargo, en esa misma primera conversación "online" me dio su número de teléfono y le dije que si quería le podía llamar un ratito mientras paseaba a mi perrita.

Le llamé y estuvimos hablando. A mí me pareció más tímido de viva voz, estaba como nervioso, hablando muy deprisa. Aún así me hizo gracia.

Lo de enviarnos e-mails continuamente se convirtió en un hábito (hoy por hoy, después de nuestro reencuentro también) y a ello se le sumaron los sms. Era muy divertido y ocurrente. Estuvimos así una semana entera pero él ya empezaba a quererme conocer en persona.

Él tenía una historia amarga a sus espaldas. Su novia durante muchos años y con la que estuvo viviendo varios de ellos, le dejó un buen día, sin más hacía ahora un año y medio. Lo pasó muy mal (creo que aún sufre) y, en cierto modo, pareciera que yo le daba esa ilusión que él creía perdida.

Sus mensajes eran ya bastante serios, en el sentido de que tenía muchas expectativas puestas en lo que pudiera surgir entre nosotros. A mí por mi parte, me agradaba mucho, aunque me sentía bastante escéptica dadas mis experiencias anteriores.

Finalmente quedamos ese mismo viernes 19. Sus padres habían ido a hacerle una visita, así que decidimos quedar después de cenar (para que él pudiera cenar con ellos).

Al principio dijimos de ir a tomar algo a los chiringuitos de la playa para "dar un paseo romántico por la orilla después". Pero cayó un tormentón de verano que dio al traste con nuestros planes. Al final decidimos ir a tomar algo cerca de mi casa.

Me recogió en su coche (gracias a Dios no era un BMW esta vez) y todo pareció fluir con normalidad.

Hablamos de muchas cosas: deportes, política, música, cine... Y parecía que había complicidad entre nosotros. Sin embargo advertí ya entonces algo que finalmente sería determinante para nuestra "relación": Javi es una de esas personas obstinadas con las que es sumamente díficil discutir, de las que opinan que sólo su punto de vista es el válido y en cierto modo ningunean a su "oponente". Hacer que estas personas cedan en sus argumentos es una quimera.

El problema fue que no lo interioricé. Fue un destellazo que me vino a la cabeza en un momento en el que debatíamos sobre política y la conversación iba subiendo de tono (yo soy muy apasionada para todo, para mis ideales también). Llegamos a ese punto en el que piensas: "un paso más y nos ponemos a discutir acaloradamente". Entonces le miré a los ojos con una semi-sonrisa y justo en ese momento fue cuando vi que él no iba a retroceder. Ahí tuve el destellazo. Así que le dije: "Vamos a dejarlo estar. Está claro que yo soy una utópica y tú un escéptico. Cambiemos de tema, sí?".

A partir de ahí la conversación volvió a fluir alegre y rápida como hasta ese momento. Tanto que llegó la hora de cerrar el pub en el que estábamos y nos echaron.

Salimos a la calle y llovía a mares otra vez. Fuimos corriendo hasta su coche y mientras yo pensaba en si me había gustado la cita, si me había gustado Javi y en qué estaría valorando él en ese preciso instante.

No tuve que esperar para ver que él estaba bastante a gusto, ya que al entrar en el coche no arrancó para llevarme a casa, sino que encendió el aire acondicionado (hacía un bochorno horrible por la lluvia a pesar de ser más de la una de la madrugada) y puso música. Decidió demostrarme porqué Extremoduro estaba injustamente valorado por la gente. Reconozco que yo apenas había oído cosas de este grupo y lo que Javi me puso me hizo darme cuenta de que era cierto que albergaba prejuicios en contra de su música.

Él me puso un CD con el que él había superado su ruptura y las letras me parecieron lúgubres y tristes. Entendí porqué le gustaban para esa época en concreto de su vida. Javi las cantaba y eso me gustó mucho, me gusta cantar y me gusta la gente que canta y él lo hace bien además.

Y seguimos hablando y hablando. Había ciertas miradas, algunos momentos en los que parecía que podía pasar algo entre nosotros. Yo era consciente de que no sentía el rechazo que había sentido estando con los otros: Edu, Jose...

La noche fue pasando velozmente. No éramos muy conscientes de la hora hasta que de repente, empezó a sonar un pitido y la música se apagó. "Oh, oh..." dijo él e intentó arrancar el coche. No arrancaba. Se había quedado sin batería en su coche nuevo. Eran las cuatro de la madrugada.

Fue el momento más divertido de la noche. Le estuve haciendo bromas todo el tiempo, diciéndole que yo me podía ir andando a casa sin problemas. Él estaba medio divertido, medio preocupado y me decía que ahora ya tenía otra anécdota para mis citas de Meetic. 45 minutos después por fin llegó la grúa. Le pusieron las pinzas y el coche arrancó sin problemas. El gruísta dijo que deberíamos estar por lo menos tres cuartos de hora dando vueltas con el coche en marcha sin pararlo para que se recargara la batería.

Ni corto ni perezoso, Javi arrancó y se puso a dar vueltas por Castellón, por las rondas. Le dije (de broma) que en qué momento me había ofrecido yo a dar vueltas durante 45 minutos, que me dejara en casa que estaba muerta de sueño. Él no dudó ni por un instante en decirme: "Estamos juntos en esto. Ahora me acompañas".

Ronda arriba, ronda abajo decidimos alargarnos hasta el Grao, para ver al menos la playa a la que no habíamos podido ir a pasear. Llegando a una rotonda, el pánico: control de la Guardia Civil. Javi se gira y con cara de susto me dice: "Y si me hacen parar, ¿qué? No volverá a arrancar el coche! No me han parado en la vida y me tienen que parar justamente hoy!!" A mí me entró la risa. "Puessss... Tendrás que explicárselo." Le dije con sorna.

Por suerte no era un control, alguien se había comido una rotonda y la había hecho recta, así que no nos pararon, pudimos pasar sin problemas con gran alivio.

Después de llegar hasta Benicassim y volver, ya habían pasado los 45 minutos. Eran más de las cinco y media de la madrugada y me dejó en casa. Nos dimos dos amables besos con el motor en marcha y me fui.

Apostaría a que él aún no había llegado hasta su casa cuando me envió un sms: "Valoración?". Le contesté que había estado muy a gusto y que me lo había pasado muy bien.

Me respondió al minuto preguntándome si había esperado que él fuera un poco más atrevido, que me hubiese besado en marcha o algo así. Me hizo gracia. Le dije que la noche había estado genial y que las cosas pasan cuando tienen que pasar.

"Te habría gustado?" me preguntó. "Sí" le respondí.

Él me dijo que se moría de ganas y que si no fueran casi las 6 de la madrugada, volvería corriendo desde Torreblanca sólo para besarme. Fue un momento muy bonito, ése en el que se confirma que le gustas a alguien y que ese alguien te gusta a ti. Finalmente, derrotados por el sueño, acordamos que intentaríamos que ese deseo se hiciera realidad lo antes posible...

31 Comments


Vaya.. espero sinceramente que la cosa prospere, si es que el chico te gusta, pero espero también que no sea el final de tu blog :)


Hola! Si te fijas, en la entrada "Qué genial es ser un single!" le menciono y si sigues leyendo verás cómo ha ido prosperando la cosa (es que el reencuentro con él llegó antes de que tuviera tiempo para escribir su historia). Y no!! Por supuesto que no es el final! Queda muuucho por contar!.
Besos y gracias por leerme!!


Ah, perdona el empanamiento, no sabía que era el mismo Javi.. Entre ayer y hoy me he leido todo el blog :)


Jajaja! Para nada! Me encanta que me hayas escrito y mucho más que me leas. Besos!


Por lo de leerte no te preocupes, que ya soy adicto. Soy el mismo al que le encantó el post de "La transición" :)


Qué bien!! Pues a ver si te gusta el que acabo de publicar... Es un poco "picante"... ;)


Te cuento mi historia, a ver si me aconsejas... Yo quedé con un chico por internet, y aunque con él no pasó nada, sí que conocí a través de él a dos amigos, solo por messenger (msn). Hablábamos de vez en cuando, pero nada más. Yo después estuve dos meses saliendo con un chico, que me dejó. Uno de estos amigos me animó mucho en los peores momentos, y siempre tenía una palabra de ánimo para mí. A partir de entonces hablamos mucho más por msn y me cayó fenomenal. Él me propuso conocernos, y así lo hicimos. A mí él me resulta muy interesante, pero no sé qué piensa él de mí. Hemos mantenido el contacto, y nos hemos vuelto a ver una segunda vez, pero estaban también otros amigos suyos. Cómo saber lo que él piensa? Estaría bien que le escribiera sms, o mejor espero a saber qué piensa por otro amigo?
Bueno, nada más. Sólo decirte que me está encantando tu blog, y que espero un nuevo capítulo, porque me recuerda todo lo que cuentas muchos aspectos de mi vida


Hola Clara! En primer lugar, gracias por leerme y por tu comentario! No es que yo sea una experta, pero creo que lo mejor sería que hablaras con él, que dieras un paso adelante para saber si él siente como tú. Ten en cuenta que a lo mejor si él te apoyó cuando rompiste con tu otra pareja, puede que piense que tú le ves como un amigo.
En cualquier caso, si resulta que él no siente lo mismo que tú, lo mejor es salir de dudas cuanto antes, no?
Suerte!! Besos!


Me emocioné mucho leyendo éste post! Me parece muy lindo lo que compartieron porque me vi a mí misma en esa situación con un chico que se cruzó en mi vida. Qué bueno que Javi no resultó ser un extraterrestre en la primera cita como los demás jeje... seguiré leyendo para saber qué pasó :-D


Hola Daniela!! Siento haber tardado tanto en publicar tu comentario, ya sabes que he estado un poco convaleciente...
Muchísimas gracias por leerme!!
Besos!


Ey, me encanta leerte, qué ameno se me hace. Al final vas a escribir un libro con tus relatos, ya verás...

Un beso, y que sepas que Javi me gusta hasta a mí. Como amigo, claro, pero me gusta.

A más ver,

EMT (El Más Tonto)


Hola EMT! Pues... no acabó muy bien la cosa, no... jajaja!
Besos!


a mi me pasa que defiendo mi forma de ver las cosas obstusamente cuando pienso que mi punto de vista es el mejor, jaja.. ya lo sé, es algo que no me gusta, aunque solo sucede en ocasiones contadas y sólo con temas que pienso que controlo jeje

Lo de cantar en el coche con la música puesta, es algo que me puede, a veces no canto a viva voz cuando voy con alguien que no conozco demasiado por vergüenza, pero se nota que estoy cantando jaja


Hola KannoN! No sé porqué pero eso de que defiendes tu punto de vista de manera obtusa ya lo había sospechado por ahí... ;)
Besos!


jaja, sabes a veces creo que me pasa, porque pienso que no me explico bien y quiero dar una explicación más clara o más extensa... se nota mucho?? mmmm vaya.. jaja


Hola KannoN! Jeje, se nota un poquillo, pero bueno, nada que objetar! ;)
Besos!

Miguel Ángel says:

Bueno, creo que este no fue una cita más, ya no por solamente por lo que se deduce de este post, sino por los "spoilers" de los comentarios (Esto ya parece un foro de seguidores de una serie de TV ;-) )Yo diría que acabaréis juntos...


Hola Miguel Ángel! No, yo te digo ya que no acabaremos juntos ;)
Besos!

Miguel Ángel says:

Vaya... ya me has contado el final... eso no vale :-D De todas formas nunca se sabe eh...


Jajaja Miguel Ángel! Creía que habrías leído la entrada "Javi. El desenlace"!
Besos!


bonita cita


Hola Pica! Sí, lo fue :)
Besos!


Buena cita. Solo dos apuntes Lorena (si me lo permites claro):
1.- Los BMW no estan tan mal, jajajaja.
2.- Comparto lo de Extremoduro con Javi, no estan lo suficientemente valorados. Como yo digo, Robe (cantante y compositor) es un poeta de la calle, poeta porque dice las cosas de una forma que llegan, de la calle, porque utiliza un lenguaje suburbano, vulgar y en ocasiones soez.


Hola RaulS77! Sí a todo :)
Besos!


Torreblanca, Benicassim..todo aquello me es bastante familiar, he pasado muchos veranos por allí..
Me encanta la forma en que describes las situaciones a veces me parece estar viviéndolas
Besos


ohhhhh... peero que bonito, la química del amor, donde complejos engranajes se ponen a funcionar, hasta que algún dia se hacen planos y empiezan a patinar, es por eso que un buen mantenimiento de los mismos a lo largo de la vida se hace necesario haciendo que muchas parejas, cada día menos, llegen a las ITVs sin ningún problema, besitos


Hola moz! Muchas gracias!
Besos!


Hola Marce! Tremenda metáfora, me ha encantado!
Besos!


Qué envidia! Cómo echo de menos esos jueguecitos, ese tira y afloja que acaba labio contra labio. Chispa o química lo llaman, ¿no? Hasta ahora, sea en meetic o en el mundo real, no me he encontrado nadie con quien salte la chispa, siempre han sido rechazos y/o quedar como amigos. Pero sigo hurgando :)

Por cierto, es una lástima que lo vuestro no fuera a más, no hay nada peor que encontrarse con alguien tozudo y cabezón, porque, o cedes, o te comes los mocos, como te ha pasado a ti.
Un saludo! :)


Hola Alex! Pues no te rindas, en algún sitio está esa chispa, ya verás!
Besos!


JAJAJAJA estoy leyendo de a poco tus cositas... me hacen reir y me ayudan a aclimatarme! estoy a un dia de la solteria, aunque mi duelo de separacion empezo hace rato... me encanta lo que escribis y me rio un monton.. besos nena, sos admirable! :D y yo soy argentina jaja

Publicar un comentario en la entrada

¡Escríbeme!

Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 Bitácora de una soltera All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.