128

¿Se me ha pasado el arroz?

Generalmente no publico comentarios de este tipo, no por lo que dice de mi blog (está claro que cada día hay mucha gente que se pase por aquí y no le guste lo que lea) sino por su tono insultante, grosero y claramente ofensivo.

Sin embargo esta vez no es que lo vaya a publicar, es que le voy a dedicar una entrada completa.

Este es el comentario:

Hola, soy un chaval de Honduras (sea lo que sea que penses) y el motivo de atreverme a escribir un comentario es para decirte que tu "bitacora" es penosa y siento un aire de verguenza ajena por vos y tu cultura, me refiero a que ya estas algo... vieja para seguir en la honda de "crecimiento personal" ¿sabes que? pienso que deberias buscar marido y hacer hijos en vez de estar escribiendo pendejadas en internet similares a historias de libros e opiniones editoriales.
Espero entendas mi punto vieja.


Dejando a un lado que no sé porqué tendría que pensar nada raro porque el chaval sea de Honduras, ¿es posible que todavía haya gente joven en el mundo que piense de manera tan retrógrada?

No querría que pensárais que estoy dolida por el comentario, porque no lo estoy en absoluto. Si me molestara esto... ¡jajaja!, ¿qué haría cuando alguien me deja un comentario diciendo que soy una puta? ¿cortarme las venas?.

No, pero sí creo que es un tema interesante. Tengo 31 años (y medio ya!) y sí, estoy soltera. No sólo estoy soltera, sino que estoy soltérrima porque, como sabéis, ni tengo novio, ni lo busco realmente (léase la deconstrucción de mi soltería).

Y sí, estoy en pleno crecimiento personal. Puede que uno deba desarrollarse por completo en la pubertad, pero también puede que cada uno debamos estar siempre en continua evolución. Yo he cambiado mucho a lo largo de los años y confieso que durante mucho tiempo tuve miedo de estar sola.

Es posible que el miedo a estar solos sea una invención de la sociedad y, sin ponerme demasiado filosófica, diré que son muchísimas las personas que atenazadas por ese miedo mantienen relaciones en las que no son felices, que no les llenan, sólo por creer que la alternativa será peor.

No fue concretamente mi caso. Yo, como sabéis, creía haber encontrado al hombre de mi vida y le amaba profundamente. Pero sí que es verdad que una vez que se acabó, aparte del duelo y el vacío me quedó esa sensación de semi-pánico de ¿y ahora qué?. En muchos blogs leo a gente que ha pasado o está pasando por lo mismo que pasé yo, una ruptura, una muy dolorosa y no puedo evitar sentir el escalofrío del recuerdo reciente, de la congoja en la garganta, del nudo en el estómago, de los ojos hartos de llorar.

¿Y ahora qué? Pues esto no pretende adoctrinar a nadie, pero para mí ahora toca aprender a estar solo, porque es necesario para poder seguir adelante, para poder superar las heridas, para no temer volver a estarlo. Es duro. Para aquellos que no hemos nacido con ese "gen" de la independencia, es muy duro. Hacerse el ánimo de ir al cine solo, de ir de viaje solo, de cenar solo en un restaurante...

Pero poco a poco uno va haciendo progresos. La primera vez más dura que la última. La última apenas inquietante. Y en esos progresos he aprendido cosas de mí misma. He aprendido a mirarme de arriba a abajo, he aprendido a escucharme, a tener que cuidar sólo de mí y de nadie más (quitando a mi perrita, claro), he aprendido a quererme más de lo que pensé que se podía, he aprendido a tener la voluntad de cambiar, he aprendido que soy más fuerte de lo que creía, he aprendido que de todo se sale, que no importa el dolor, éste acaba cuanto menos mitigándose. No lo habría logrado del mismo modo de haber estado siempre acompañada, de haber tenido siempre a alguien al lado diciéndome "qué guapa eres", cuidándome, apoyándome.

¿Lo he aprendido demasiado tarde? ¿Soy demasiado vieja? ¿Debería "buscar marido y tener hijos"? Tal vez, pero este año y medio a nivel de crecimiento personal, mal que le pese a nuestro amigo hondureño, está siendo impagable.

Ojalá lo hubiese aprendido de otra manera, o puede que los que no tenemos ese "gen" no tengamos otra forma de aprenderlo, pero aquí estoy, y el camino que he recorrido hasta llegar aquí es lo que me ha convertido en lo que soy.

Y hoy por hoy, soy mejor persona y más entera.

75

Vaya finde

Éste ha sido un auténtico fin de semana de soltera/sola total.

El viernes invité a mis tíos al piso para que los niños se bañaran en la piscina. He de decir que mi padre es el mayor de 8 hermanos, por lo que los pequeños se llevan muy pocos años conmigo (la más pequeña es apenas 23 meses mayor que yo).

Fui una perfecta anfitriona, compré merienda para los pequeñajos, bebidas para los mayores y pasamos una tarde agradable en familia.

Por la noche cené sola, ensalada y merluza a la romana mientras veía series en la tele.

El sábado por la mañana, mientras paseaba a Monsoon temprano, encontró algo en el césped. Se lo metió en la boca y me lo trajo. Era una cría de gorrión bastante mayorcito (aunque no lo suficiente como para volar). Dado que estaba en el suelo y que estaba frío, supuse que se había caído del nido por la noche. Consciente de que a veces las madres los buscan y les dan de comer allí donde estén, lo volví a dejar donde estaba y estuve esperando más de media hora, observando desde la distancia.

Pero el gorrioncito no pió ni una vez y ningún pájaro adulto se acercó por donde estaba, así que en vista de que tenía casi todas las plumas ya y le faltaba muy poco para poder volar, decidí intentar rescatarlo, darle una oportunidad.

Cuando lo volví a coger en la mano, volví a sentir que estaba frío y ni abrió los ojos, sólo movió un poco las patas, estaba medio muerto. Subí a casa y lo puse en una caja con un trapo con forma de nido y coloqué la caja debajo de un flexo.

Me fui a una pajarería y le compré pasta de cría de pájaros insectívoros. Me dijeron que era difícil que sobreviviera, pero yo estaba dispuesta a darle una oportunidad a ese polluelo de vivir.

Obligándole a comer estaba cuando llamó mi veterinario para darme los resultados de la última analítica de mi perra (también negativa, seguimos buscando) y le comenté lo del gorrión. Me dijo que estaba haciendo lo correcto, pero que esos animalitos son muy delicados.

Alimenté al pájaro y me fui a hacerme un tratamiento corporal que había decidido regalarme "porque yo lo valgo".

Al volver a casa, lo primero que me llamó la atención fue el piar del gorrión, ¡estaba espabiladísimo! Me puse muy contenta pensando que tal vez sí tendría una oportunidad finalmente.

Preparé pitas de pollo con cebolla caramelizada para comer para mi hermano y para mí, ya que mis padres iban a pasar el día en la playa.

Por la tarde del mismo sábado, tras unas gestiones de trabajo, me fui de compras (porque yo lo valgo, vol. II) y compré algunas cosas pensando ya en el viaje a Roma. Estuve sola toda la tarde.

De nuevo al llegar a casa sobre las nueve de la noche, el pájaro trina que trina. Ya había aprendido cuándo le estaba dando de comer y se tiraba él a por la comida.

Por la noche, pedí algo de comida japonesa, cené sola y vi "Querido John" (o "Cómo cargarte un libro en un pis-pas"). Coloqué al pájaro dentro de la jaula que había comprado esa tarde y la puse en la zona más cálida de la casa, ya que leí que muchos gorriones rescatados mueren de frío por la noche al faltarles el calor de sus padres y hermanos en el nido.

Antes de quedarme dormida, fui a ver al pájaro varias veces y constaté que estaba templado.

Ayer por la mañana el gorrión seguía durmiendo cuando me levanté. Me pareció raro porque los pájaros suelen empezar a trinar ya de buena mañana. Le obligué a comer de nuevo (no se tiraó a por la comida) y lo dejé durmiendo.

Me fui un rato a la piscina del piso, y de ahí a la paella familiar del domingo. Al terminar de comer volví a casa a darle de comer al pájaro. Seguía durmiendo y tuve la clara certeza de que estaba luchando por su vida, pero aún así quise pensar que tal vez podría recuperarse.

Me fui a la playa, porque tiene delito que viviendo al ladito del mar aún no hubiera ido en todo el verano. Lo que pasa es que no me gusta ir a la playa sola, me aburro, me agobio.

Al llegar vi las palmeras y me acordé de aquella conversación en la que me dijiste que se te hacía tan raro que aquí tuviéramos palmeras aquí y no pude evitar enviarte la foto, espero que no te hayas enfadado.

Estaba tumbada en la toalla cuando una niña de unos cuatro años pasó por mi lado llorando "mamá, mamá". Le pregunté si se había perdido, pero no me contestó y siguió corriendo, llorando y gimoteando.

Otras personas de mi alrededor le preguntaron lo mismo, pero la niña no se detenía y corría paralela a la orilla. Como vi que nadie se levantaba, me levanté yo y salí corriendo tras ella, preguntándole una y otra vez su nombre y diciéndole que parase, pero para ese entonces ya me había dado cuenta de que no entendía mi idioma.

Por pura probabilidad, pensé que tal vez fuera rumana y cuando la alcancé, le pedí a un grupo de rumanos que vi si podían preguntarle si estaba perdida. Una mujer la cogió en brazos y le hablaba en rumano pero la niña tampoco contestaba, sólo lloraba llamando a su mamá.

Una mujer, un poco más lejos me dijo que la llevase al puesto del socorrista, cosa que yo iba a hacer al ver que tampoco decía nada en rumano. Miré a la niña y ella, desde los brazos de la mujer con la que estaba, extendió los suyos hacía mí.

La cogí en brazos y me la estaba llevando hacia el puesto del socorrista cuando una mujer se acercaó con otro niño y la niña que aún no había parado de llorar casi me salta de los brazos para irse con ella. Era la madre. Estaba nerviosa, pero no atacada como creo que estaría yo si mi hija pequeña estuviese a varios cientos de metros de donde debería estar y en brazos de una desconocida.

En fin, resulta que la niña era francesa y su madre, después de preguntarme dónde la había encontrado, me dio las gracias, pero vaya, que no me pareció muy apurada la señora...

El rato en la playa estuvo bien, paseé, me bañé, estuve conmigo misma y me dio tiempo para pensar en muchas cosas.

Al volver a casa me sentía bien, a pesar de que hasta por tres veces al cambiar de emisora o encender la radio, sonó Volverte a ver de Juanes y su "porque nada valgo, porque nada tengo, si no tengo lo mejor: tu amor y compañía en mi corazón".

A la tercera me reí, pensé bien alto: "¡Que te jodan, Juanes!" y puse un CD.

Pero al llegar a casa... el pajarito estaba mal, seguía durmiendo y tuve la certeza de que no pasaría de esta noche. Intenté darle agua, no sabiendo ya si hacía lo correcto o no.

Me duché, me cambié y me fui corriendo al cine sola, pensando en qué fin de semana más solitario había pasado (salvando las comidas) y sintiendo que cada vez lo llevo mejor, aunque sigo sintiendo cierta melancolía, sobre todo los domingos por la noche, no sé porqué.

Al volver a casa, fui corriendo a ver al gorrión y me quedé a su lado porque le quedaban apenas unos minutos de vida. No entiendo porqué, si el sábado estaba trinando, ayer estaba tan mal. Había leído que estos pájaros se mueren de pena, pero pensaba que eso era un intento de explicar porqué de repente se mueren sin más. Ayer sin embargo, mientras el pobre agonizaba, me pregunté si el día anterior no habría estado llamando desesperado a su madre y, al ver que ésta no llegaba, se estaba muriendo de pena.

Cuando se quedó tumbadito de lado y ya no respiraba me puse a llorar, no sé si lloraba por el gorrión, por Monsoon, por mí misma o por todo a la vez, pero menuda llorera me pegué.

Y me enfadé. Y desde aquí me gustaría decirle al Universo, a Dios, al Karma, al Destino o a quien sea que ya estaríamos, ¿vale?. Que no pido felicidad eterna, que es cierto que tengo mis momentos de bienestar, pero una temporadita sin nervios, sin retortijones, sin angustia, sin miedo, sin enterarme de cosas que no querría saber y sin llorar, tampoco estaría mal. No mucho tampoco, con un par de semanitas me conformo.

Supongo que una también tiene derecho a tener un mal día.

86

¿Vanidad desmesurada o sutil ironía?

He leído esta presentación de un chico en Meetic:

"Me produce satisfacción el que aún siendo ateo, haya visto a Dios. Cada mañana al mirarme en el espejo del cuarto de baño, lo veo.
Soy extremadamente educado, maravilloso, sensual, y mi abuela ya no está entre nosotros.
Creo que este medio nos afianza, nos puede hacer encontrarnos, a pesar de las circunstancias geográficas. Es un método más.
Me gusta el cine, el teatro, ya que es la esencia de la interpretación. Me encanta el mar, la gente educada, la gente sincera, la gente cordial, y la gente borde pero con gracia y sin mala intención.
Me gusta el deporte, cocinar, vaguear para luego trabajar el doble. Las plantas más que las flores, aunque las flores no estan mal.
La gente lanzada y espontanea me divierte y me despierta. La gente sosa me baja la tensión, ya es suficiente con que coma con poca sal, o sin ella.
No me gusta la gente en plan diario de Patricia, y tolero a los que al final de cada frase dicen "neng" mientras sean buenas personas.
Me gusta la gente independientemente de su status. No me gusta la gente excesivamente práctica y superficial.
Me lavo los dientes a diario, también me ducho y cuido mi higiene personal al dedillo. Esto es una señal inequívoca de que soy muy limpio y aseado. Tiro de la cadena y bajo la tapa. Importantes datos, lo sé.
Busco a una chica capaz de cocinarme, plancharme, limpiarme, y que diga a todo "si cariño", más que nada para probar esa sensación, ya que jamás fuí machista y sé planchar, cocinar, limpiar y siempre cuidé de una mujer.
Sé que todas las que leais esto, estareis ansiosas por enviarme flechazos y mails. Lo entiendo perfectamente. Intantaré contestar a todas.
Ahora estoy sonriendo, típico en mi, y no dejo de mirar al cristal de la ventana que tengo a mi izquierda, me veo reflejado, Dios existe, soy yo.
Como vereis no soy en absoluto egocéntrico, lo cual facilitará mi objetivo (si hay alguno) en esta página.

Suerte a todas, que gane la mejor, y me tendrá."

Mi primera impresión es que es demasiado exagerado como para que sea verdad... La segunda impresión es que no me apetece nada contestarle al e-mail que me ha enviado. Para terminar de confundirme, alterna fotos de sus poderosos brazos con el cartel de "El Diario de Noa" o "Adivina quién viene a cenar".

¿Qué os produce a vosotros, aceptación o rechazo?

53

¡Vacaciones en Roma!

Señores, señoras, ¡hoy me he comprado por primera vez un vuelo para viajar sola!

¡Me voy a Roma a finales de Agosto!

Hace mucho tiempo que quería conocer la ciudad (sí, ya sé que es un crimen no haber estado), incluso llegué a plantearle a ÉL que fuéramos hace casi dos años. Lo que pasa es que lo de hacer planes (de cualquier tipo) conmigo, no era precisamente "lo suyo". Es más, sólo de pensar en pasar más de cinco días conmigo se agobiaba.

En fin, que con las ganas que ya tenía de ver esa ciudad, sólo me faltaba leer "Perdona si te llamo amor" (también conocida por mí como "Perdona si te hago gastarte la pasta en un libro malísimo") de Federico Moccia.

Porque el libro para mi gusto es ñoño, argumentalmente pobre y narrativamente horrible, lleno de citas (como si todo el mundo se pasase la vida citando a grandes pensadores), letras de canciones italianas y muletillas, pero al final le coges cariño a los personajes. Tanto, que contra mi propio pronóstico, me estoy leyendo ahora la segunda parte: "Perdona pero quiero casarme contigo".

Los dos libros son, eso sí, una una interesante guía culinaria de Roma. De algún modo te crean las ganas de ir y comer en los restaurantes que describen (que no son pocos).

Así que entre unas cosas y otras, hoy he encontrado un vuelo tirado de precio y un hotel (de cuatro estrellas) escandalosamente barato ¡y me he comprado el billete! Cuando se lo he contado a mi hermano, casi ha dado saltos de alegría y dice que vendrá conmigo, que siempre ha querido ir a Roma. No sé seguro si lo hará, depende del presupuesto y de su novia, pero lo importante es que YO VOY A IR. Si ha de ser sola, pues será sola.

¡Qué ilusionada llevo toda la tarde! Vosotros que tenéis mucho mundo, ¿me recomendáis algún sitio especial de Roma aparte de los "must"?

Ainsss... Sé que no soy Audrey Hepburn, pero qué bonito sería conocer a un Gregory Peck... [modo soñadora on...]



48

¡¡Error!!

Después de mi duodécima visita al veterinario en dos meses, cuando volvía de gastarme 105€ en las pruebas de hoy, me he dado cuenta de que yo me estoy equivocando de medio a medio esperando el amor, pensando que ya llegará cuando tenga que llegar, siguiendo en Meetic...




¡¡Yo lo que tengo que hacer es ligarme a mi veterinario!!



P.D.: Es broma, es que estoy de buen humor porque la prueba también ha salido negativa.



P.D.2: No, en serio, no es feo, ¿estará soltero? No lleva alianza... Uhmmm...

9

Ensalada Jamsiana

Denominada así por su creador, que me la envió y se curró hacer una foto del paso a paso, ¡espectacular! Muchas gracias, Jams!

Ingredientes:

- Lechuga
- Un tomate
- Queso de Burgos (o queso fresco o blanco...)
- Brotes de soja
- Yemas de espárragos
- Una cucharada sopera de aceite de oliva
- Un chorrito de zumo de limón o de vinagre de Módena (en el momento de hacer esta ensalada y sus fotos, no disponía de ninguno de ellos, por lo que le eché vinagre, que no es lo mismo, pero...)


Preparación gráfica:







Se ve ligera pero muy completa, tiene un pinta riquísima, Jams!

Bon apetit!

23

¡¡Milagro!!

Blogger ha decidido devolverme todos mis comentarios, ¡¡estoy al borde de las lárgimas!!

¡Macoca, eso explica porqué ahora vas en cabeza!

Además, por fin me ha quitado los 10 comentarios que tenía en mi escritorio desde el 2 de marzo que Blogger no me dejaba ni eliminar ni publicar y que tenía que estar sorteando cada vez que moderaba comentarios. ¡¡Qué gran día!!

Sí, esta entrada es tonta, pero yo estoy que no quepo en mí, oleee!!!

P.D.: Si ahora arreglase lo de los seguidores, ya sería la re$%#&@!!

57

¡Concurso "Fiu-Fiu"!

Un día estaba yo hablando con Pablo (al que se echa de menos por aquí últimamente, por cierto) de música y le comenté que a mí me apasionan los pequeños detalles en las canciones, por ejemplo, me gusta que en la canción de Juanes "Volverte a ver", se oiga el latido de un corazón que se acelara justo cuando él dice: "aumentan los latidos de mi corazón":




O que comparto con Mike Tyson (madre mía, jamás pensé que empezaría una frase así...) mi parte favorita de "In the air tonight" de Phil Collins:



Y en eso le hablé del silbidito de "Everybody hurts" de R.E.M. Un sutil "fiu-fiu" que se oye en diferentes momentos de la canción. Él jura y perjura que ha intentado de todo para oírlo pero no lo ha conseguido, pero yo lo oigo claramente. ¡Hasta le envié mi versión en mp3 para que lo escuchara donde yo lo oigo tan nítidamente! Pero nada.

Así que inauguro aquí el primer concurso de mi blog: "El concurso Fiu-Fiu". Para que no haya discrepancias, cuelgo aquí una versión, para que no escuchemos cada uno una distinta. Entre los que sean capaces de identificar antes del día 27 de julio de 2010 el momento (minuto y segundo aproximado) en el que se oyen al menos 2 silbitos, sortearé un premio.

He pensado (ejem, ejem) en "regalarle" al ganador o ganadora la temática de mi próxima entrada. Es decir, quien gane podrá elegir de qué hablaré en mi próxima entrada, bien sea sobre ornitorrincos o el impresionismo francés en el s. XIX!!

... aunque también se aceptan propuestas sobre el premio en los comentarios :)

¡Suerte y buen oído! (no sé porqué pero creo que las chicas lo tendrán más fácil...)

EVERYBODY HURTS - R.E.M.


70

Realidades alternativas

El jueves pasado, de nuevo en Mallorca, escuché como tengo costumbre el "Quién te tienta a las 9:30" del programa "Buenos días Javi Nieves" de Cadena 100.

Podéis escuchar el resumen del programa completo (incluyendo el Quién te tienta) en el link.

El caso es que un chico, un tal Rafa, decía estar enamorado de una chica llamada Laura pero por ser tímido no se atrevía decírselo. Le había enviado mensajes anónimos y él afirmaba que creía que ella "le hacía ojitos".

Cuando los chicos del programa hablan con Laura y le cuentan que alguien está colado por ella, a ella le cambia la voz y se le nota a la legua que no le hace la más mínima ilusión porque sabe de quién se trata.

En la versión de Laura, ella le había dicho un montón de veces que no estaba interesada en él, que tenía pareja y él seguía erre que erre, de modo que ella pasó de él, ni le contestaba a los mensajes.

Lo más llamativo es que tras la rotundidad del testimonio de Laura, cuando le dicen a Rafa que puede decirle algo a Laura, él se disculpa por si le había molestado y se excusa en que al estar enamorado no había querido creerse que tenía pareja, pero que a partir de ahora le iba a dejar en paz.

Y aquí viene lo más llamativo, ella le replica: "A ver si es verdad, porque ya me has dicho muchas veces que vas a dejar de llamarme y enviarme mensajes y nunca lo cumples".

En serio, ¿en qué realidad alternativa vivía el tal Rafa? Por la voz de hastío de Laura, me creo totalmente que se lo hubiese dicho hasta la saciedad. Y a él no se le ocurre nada mejor que llamar a la radio nacional para proponerle una cena (!!!). ¿Puede una persona estar tan empeñada en algo hasta el punto de distorsionar la realidad de una manera tan exagerada?

Creo que sí. Creo que a veces deseamos tanto algunas cosas, que no vemos la realidad tal y como se presenta. Ignoramos señales, obviamos detalles, nos autoconvecemos... Tal vez no hasta el punto al que lo ha llevado Rafa (para mí, un poco acosador y todo) pero ¿cuántas situaciones no serán en realidad muy distintas a como nosotros las vemos?

Yo recientemente me acabo de dar cuenta de una. Qué palo. Qué tonta. Qué ciega.

Y es que al final es verdad lo que dicen: "No hay más ciego que el que no quiere ver".

Y si no, que le pregunten a Rafa...

10

Ensalada de queso de cabra con vinagreta de frutos rojos

Ufff... qué hambre me entra sólo de pensarlo. Claro, es que ayer con los nervios del partido y la emoción apenas probé bocado! Ésta es la última de las 7 ensaladas y tiene una pinta estupenda!!

Ingredientes para 2 personas:

- 1/2 lechuga
- canónigos frescos
- brotes de soja
- pipas de girasol peladas
- semillas de sésamo
- rulo de queso de cabra
- maíz dulce
- tiras de bacon
- aceite


Para la vinagreta:

- 1 cucharada de vinagre de vino blanco
- 100 g de frutos rojos
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- sal
- pimienta


Preparación:

1 Para hacer la vinagreta, picamos los frutos rojos y los ponemos en un bol pequeño. Añadimos el vinagre, el aceite, la sal y la pimienta. Batimos bien hasta emulsionar y reservamos.

2 Lavamos la lechuga, la escurrimos, la troceamos y la ponemos en un bol grande. Añadimos los canónigos y los brotes de soja.

3 Ponemos aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente echamos las tiras de bacon y las freímos hasta que estén doradas. Reservamos.

4 En una sartén antiadherente, ponemos el rulo de queso de cabra un minuto por cada lado. Una vez hecho, lo depositamos en el bol, encima de la lechuga.

5 Echamos por encima las pipas de girasol, las semillas de sésamo y el maíz. Finalmente añadimos el bacon.

6 Aderezamos con la vinagreta al gusto.

Bon apetit!

32

¡¡Campeones del mundo!!

Estoy afónica, agotada, acalorada y escribiendo esto desde mi móvil tirada (literalmente) en mi cama. Desde mi ventana oigo los cláxones y los vítores de la gente de la calle. Aún llevo la camiseta de la selección y puede que aún queden restos de pintura rojigualda en mi cara.

Gracias a todos los miembros de la Selección Española de Fútbol, habéis hecho historia. Gracias a los jugadores de Holanda por no jugar un carajo al fútbol y dedicarse al karate. Gracias a Gasol y a Nadal por demostrar porqué los deportistas españoles son una piña.

Gracias porque hoy España es feliz.

¡¡¡PUDIMOS!!!

33

Cajones abiertos, cajones cerrados

Un día abres un cajón de esos que casi nunca abres y te encuentras un CD. Un CD con su letra en permanente negro. Un CD que no recuerdas haber escuchado y que no sabes cuándo llegó a ese cajón.

Lo pones en el reproductor y en seguida reconoces los primeros acordes del primer tema. Es Roto por dentro, de MClan y sonríes y mientras suenan en tu cabeza los versos, recuerdas aquel día que entrábais en Castellón cantándola. Y entonces te preguntas si él alguna vez se habrá sentido por ti así, como dice la canción:

Aún me cuesta admitir
que eras lo mejor de mí.
Pero el día amanece,
y nada me parece
la mitad de perfecto
como cuando tú estabas aquí.

Y, aunque sólo sea por tu ego maltrecho por las veces que tú sí te sentiste así, esperas que sí, aunque sólo lo sintiera un segundo...

Entonces pulsas el botón para avanzar a la siguiente canción y te sorprende econtrarte con High, probablemente la mejor (¿única buena?) canción de James Blunt. Pero la pasas rápido, no te dice gran cosa, no trae ningún recuerdo a tu cabeza, ni siquiera recuerdas que él te comentara que le gustara.

Empieza a sonar He sido tan feliz contigo de Alejandro Sanz y te ríes. Te ríes porque recuerdas aquel día que la tenía pegada y cantó el "a veces sueña con tu alegría mi melodía" tantas veces que al final le pegabas en el brazo porque no la aguantabas más. Ufff... aquello fue en 2007...

Y después Apologize de Timbaland, su descubrimiento, la canción que machacó en su iPod. Le das de nuevo al botón.

¿Cobarde de David Bustamante? Jajaja! Claaaro, cómo no...- piensas suspirando.

Y sin querer repasas todo lo que llevas escuchado y te ríes pensando en la temática que él, al azar, ha elegido para ese CD: "Aún me cuesta admitir que eras lo mejor de mí", "Sometimes it's hard to believe you remember me", "He sido tan feliz contigo", "Apologize", "Cobarde, he sido tan cobarde por vender tus besos"... y te vuelves a reír imaginando qué opinaría él si le hablases del subconsciente...

"But now it's far too late, she's gone away" cantan mientras tanto Maroon 5 en su I won't go home without you, la que era mi favorita por aquel entonces. El juego es divertido, aunque sabes que sólo es un juego, que siempre puedes encontrar una interpretación que te satisfaga en cualquier canción.

Buscas la siguiente... "I keep bleeding love" de Leona Lewis. El juego se vuelve interesante, pasas una más.

¡Vaya! Too much love will kill you de Queen. ¿Por qué ésta si nunca la mencionamos dentro de nuestras favoritas? Pero, sólo por seguir con el juego imaginas que tal vez sea por esto:

I'm just the pieces of the man I used to be
Too many bitter tears are raining down on me
I'm far away from home
And I've been facing this alone
For much too long

I feel like no-one ever told the truth to me
About growing up and what a struggle it would be
In my tangled state of mind
I've been looking back to find
Where I went wrong

Too much love will kill you

If you can't make up your mind
Torn between the lover
And the love you leave behind
You're headed for disaster
'cos you never read the signs
Too much love will kill you
Every time

Y vuelves a sonreír, pero esta vez con cierta nostalgia. Tal vez las cosas hubiesen sido diferentes si él en aquel momento hubiese puesto esas canciones con un propósito, pero sabes que no. Y aunque no estás triste, por un momento recuerdas sensaciones y emociones de un pasado que empiezas a sentir lejano, muy lejano, más lejano de lo que nunca llegaste a creer que lo sentirías.

Pero estás pensando en eso cuando empieza El Chiqui-Chiqui y pones los ojos en blanco. Cortada de rollo. Pero claro, es que si no la ponía reventaba y hasta te lo imaginas riéndose mientras la incluye en la playlist. Lo sabes porque le conoces bien, muy bien.

Pasas rápido "la bromita" y te encanta reconocer las primeras notas de Wherever you will go de The Calling, pero como es una de las que no puedes escuchar sólo una vez y no tienes tiempo, sólo te da para escuchar lo de "So lately, I've been wonderin' who will be there to take my place" antes de cambiar a la siguiente canción.

No la reconoces al principio. Luego te das cuenta de que es la versión de Malagueña salerosa de la banda sonora de Kill Bill vol. 2. Esa canción, ahí... no te dice nada. No tiene nada que ver contigo. Ningún recuerdo compartido y desde luego tú, precisamente tú, no eres malagueña. Entonces se te pasa por la cabeza que tal vez la lista, el CD no fuese en realidad para ti, podría ser. Eso, que en otro momento habría sido una punzada de dolor, se convierte ahora en una neblina por ahí dentro, algo que te recuerda porqué lo vuestro en realidad nunca habría funcionado.

Sigues pasando aunque con menos ganas, con menos sonrisa.

All that I am
All that I ever was
It’s here in your perfect eyes
They're all I can see

Chasing cars de Snow Patrol. Mis ojos. Sí, le gustaban mucho, podrían servir para el juego.

Y le sigue Cuando me vaya de Melocos y Natalia de La Quinta Estación. Nop, nada que ver conmigo tampoco. Habla de alguien que se va de su tierra, podría ser él. Debe de ser duro...

Y justo entonces suena Kilómetros, de Sin Bandera. No, no puede ser. Eso sí que no. Esa canción sí debe ser por ti. Es preciso que lo sea porque es la que tú le enseñaste, la que en otra época le dijiste que hablaba de vosotros. No puede habérsela dedicado a nadie más, a alguien que también viva lejos, no sería justo, no estaría bien... Aunque no sería imposible...

¿Contigo de Sabina? ¿Sabina? ¿Él poniendo a Sabina en un CD? Por mucha declaración de intenciones que contenga la canción, esa definitivamente tampoco sería por ti. Este juego era más divertido antes. Y no es que duela demasiado, como habría dolido antes, es que preferirías no tener un CD en un cajón que hubiese sido hecho para otra persona... porque esa neblina es tal vez la reminiscencia del que siempre será tu mayor interrogante.

No, mejor pasamos deprisa. The reason, de Hoobastank. Si tuvieras más ganas de jugar, ésta te encajaría perfectamente: I never meant to do those things to you...

Sólo queda una: Si tú no vuelves de Shakira y Miguel Bosé

Dime amor, amor, amor
estoy aquí ¿no ves?
Si no vuelves no habrá vida
no sé lo que haré...

Y c'est fini.

Apoyas la cabeza en las manos, los codos en la mesa. Hacía tiempo que no pensabas en aquello, en lo injusto que fue todo, en lo bien que os llevábais. Pero no lamentas haber encontrado el CD, no se cumple lo que dice MClan: "Otra trampa en un cajón, zancadilla al corazón", porque a veces viene bien recordar el pasado, saber porqué estás dónde estás y dónde quieres estar. Y te sientes a gusto contigo misma y con tus decisiones.

Aunque, sí, habría estado bien saber si en algún momento, por pequeño que fuera, él pensó que...
Es tan corrosivo este dolor
y esta casa en ruinas que soy yo, soy yo
Y es que estoy todo roto por dentro
estoy todo roto y deshecho
estoy todo roto y no puedo seguir así.

Dicen que cuando una puerta se cierra, se abre una ventana... ¿Y qué se abre cuando cierras un cajón?

0

Ensalada con salsa de yogur

La cuelgo ahora, a la hora de comer, para que a todos se nos haga la boca agua!! Jajaja!


Ingredientes para 2 personas:

- 1/2 lechuga
- 1 manzana ácida grande
- 1 puñado de avellanas tostadas
- 1 yogur natural
- 1/2 limón exprimido
- perejil fresco recién picado
- sal
- pimienta negra recién molida


Preparación:

1 Lavamos la lechuga, la escurrimos y la ponemos en un bol.

2 Pelamos la manzana y la cortamos en taquitos. La ponemos en el bol.

3 Incorporamos un buen puñado de avellanas tostadas, ligeramente picadas.

4 En un bol pequeño ponemos el yogur natural, el 1/2 limón exprimido, un poco de sal y otro poco de pimienta negra recién molida. Movemos para que se mezcle todo bien y vertemos por encima de la lechuga y los demás ingredientes que tenemos en el otro bol.

5 Finalmente espolvoreamos con el perejil fresco picado.


Bon apetit!!

42

Agridulce

Ayer recogí los resultados de los análisis de Monsoon. Estaba muerta de miedo, la verdad, aunque intentando mantenerme positiva.

La buena noticia es que la prueba de supresión con dexametasona (la que hacen para descartar el Cushing) salió negativa.

Las malas noticias son dos:

Según el veterinario, y dado que el cortisol en orina está elevado, podríamos estar frente al estadio inicial de la enfermedad y ésta dará la cara más adelante.

Y por otra parte, no sabemos, si no es eso, qué tiene mi Monsooncita.

En cualquier caso, me viene a la memoria la frase de El Alquimista de Paulo Coelho, "Cuando una persona desea realmente algo, el universo entero conspira para que pueda conseguir su sueño". Y es que por una de esas rarísimas y casuales carambolas de la vida, he ido a encontrarme justo ahora con toda una Profesora de Patología Clínica Veterinaria, que encima es una bellísima persona y se ha prestado a ayudarme y a estudiar el caso de mi perrita.

Así que con eso y con la buena de las noticias, me mantengo positiva pensando en que, independientemente de que luego desarrolle la enfermedad, las glándulas suprarrenales de mi perrita en este momento funcionan a la perfección.

Para que veáis porqué (entre otras muchas cosas) quiero tanto a Monsoon, os dejo una foto de ella combatiendo el calor a velocidad supersónica!!



¿No sería terriblemente injusto que estuviese malita...?

4

Mi versión de la ensalada de pollo

Esta vez (casi) la he calcado! Y estaba deliciosa!!

Ingredientes para 2 personas:

- 1 pechuga de pollo
- 1/2 lechuga pequeña -> en mi caso de hoja de roble
- 1 manzana
- 4 nueces peladas
- pasas sin huesos
- sal y pimienta
- aceite de oliva
- vinagre
- mayonesa
- ketchup
- 1 cucharadita de whisky -> No tengo whisky "de mesa", así que no iba a abrir una botella para una cucharadita...


Preparación:

1 Salpimentamos la pechuga y la ponemos a freír en una sartén con un chorrito de aceite hasta que quede bien dorada y crujiente. Mientras, lavamos la lechuga y la cortamos en juliana, la ponemos en un bol con la manzana cortada a tacos, las nueces peladas y un puñado de pasas.

2 Salpimentamos y le ponemos un poco de vinagre y otro poco de aceite de oliva, movemos todo bien.

3 Para la salsa rosa: En un bol pequeño ponemos 2 cucharadas grandes de mayonesa, 1 cucharada de ketchup y la cucharadita de whisky. Movemos para unificar la salsa y se la ponemos a la ensalada, mezclamos bien para que llegue hasta los últimos rincones de la ensalada. (se me ha olvidado que querían poner el pollo al final :D)

4 Cuando la pechuga de pollo esté bien frita, la cortamos con unas tijeras en trocitos pequeños y los ponemos por encima de la ensalada. Mezclamos bien con la salsa para que llegue hasta los últimos rincones de la ensalada.

Y así ha quedado:



Ya me diréis qué tal os queda a vosotros!

0

Ensalada de Pollo

Un clásico. Hoy lo cuelgo súper tarde (de hecho ya me la he comido y ahora acto seguido colgaré el resultado) pero he tenido un día completito (mañana lo publico).

Ingredientes para 2 personas:

- 1 pechuga de pollo
- 1/2 lechuga pequeña
- 1 manzana
- 4 nueces peladas
- pasas sin huesos
- sal y pimienta
- aceite de oliva
- vinagre
- mayonesa
- ketchup
- 1 cucharadita de whisky


Preparación:

1 Salpimentamos la pechuga y la ponemos a freír en una sartén con un chorrito de aceite hasta que quede bien dorada y crujiente. Mientras, lavamos la lechuga y la cortamos en juliana, la ponemos en un bol con la manzana cortada a tacos, las nuecs peladas y un puñado de pasas.

2 Salpimentamos y le ponemos un poco de vinagre y otro poco de aceite de oliva, movemos todo bien.

3 Para la salsa rosa: En un bol pequeño ponemos 2 cucharadas grandes de mayonesa, 1 cucharada de ketchup y la cucharadita de whisky. Movemos para unificar la salsa y se la ponemos a la ensalada, mezclamos bien para que llegue hasta los últimos rincones de la ensalada.

4 Cuando la pechuga de pollo esté bien frita, la cortamos con unas tijeras en trocitos pequeños y los ponemos por encima de la ensalada.

Bon apetit!!

78

Top 20 de manías que una tiene...

1º- No me duermo si no es tumbada sobre mi lado derecho.

2º- El más mínimo ruido, presencia o movimiento en la habitación me despierta. El más mínimo.

3º- Siempre que quiero escribir "demostrado" escribo "demostrador".

4º- Cuando escribo una palabra que empieza por mayúscula, el 95% de las veces escribo la segunda letra también con mayúscula. Y no me doy cuenta hasta pasadas unas palabras...

5º- No soporto los palos de madera de los helados, me dan una grrrrrissssshhhhma inaguantable.

6º- Cuando hablo con alguien en las distancias medias/cortas nunca puedo mirar a un solo ojo o al entrecejo. Mis ojos se mueven a toda pastilla yendo de un ojo al otro de mi interlocutor.

7º- Odio que me roben los bolis y que me pierdan las tapas y/o me las mordisqueen. En el trabajo conocen mi furia.

8º- Siempre me como las magdalenas y la coca malfeta de mi abuela de abajo a arriba, dejando (a ser posible) el azúcar para el final. Del mismo modo, los croissants tienen su ritual: primero una punta, luego la otra y luego hay que tirar de la lengüecita hasta que los pelas :)

9º- Siempre que digo la palabra "diéresis" simulo una ídem con las puntas mis dedos índice y corazón encima de mi cabeza.

10º- No puedo seguir comiendo cuando ya he puesto los cubiertos en el plato en plan "he acabado".

11º- No me importa que se mezcle la comida en el plato, pero no puedo beber si se han mezclado dos bebidas (por ejemplo restos de coca-cola y agua) en un vaso.

12º- Después de comer cocido necesito un par de cuadraditos de chocolate.

13º- Tengo que quitar todas las etiquetas de la ropa, me molestan una barbaridad!

14º- Si la persona con la que hablo lleva gafas, las dibujo mentalmente todo el rato sin darme cuenta.

15º- Siempre me lavo los dientes sentada sobre la tapa del bidet. No me acuerdo de la última vez que me los lavé de pie.

16º- Cuando está sonando una canción que me gusta y estoy aparcando, me tengo que quedar dentro del coche hasta que termina la canción.

17º- No me gustan las bebidas calientes: el café, el té, la leche caliente, etc. Y las sopas... psé.

18º- Cuando estoy subrayando algo con fosforito, no soporto dejarme un trocito sin pintar. Lo miro y me aguanto. Lo miro y me vuelvo a aguantar. Pero al final... ¡¡tengo que pintarlo, es una fuerza irrefrenable que me obliga!!

19º- No soporto llevar ropa interior mientras duermo.

20º- Siempre, siempre, siempre, abro la caja del medicamento por el lado del prospecto!!! Arghh!

Y vosotros, ¿alguna manía (in)confesable?

5

Mi versión de la ensalada de crujientes

¡¡Espectacular!!

Esto es lo que he cambiado:

Ingredientes para 2 personas:

- lechuga
- canónigos -> que una bolsa cunde mucho!!
- 1 cebolla tierna -> no me va mucho la cebolla cruda...
- 1 manzana
- champiñones en láminas
- queso de cabra (me quedaba un poco todavía)
- nueces peladas
- pasas
- sal, orégano, pimienta, vinagre aceto balsámico
- tiras de bacon
- piñones
- 3 cucharadas de mayonesa
- 2 cucharaditas de mostaza
- 2 gotas de zumo de limón -> me ha sabido mal abrir un limón para sólo dos gotas


Preparación:

1 Cortamos la lechuga en juliana, bien picadita en trozos pequeños (se me ha olvidado y la he puesto normal) y lo mismo con la cebolla; pelamos la manzana y la cortamos a trozos pequeños; cascamos las nueces (¿no habían dicho que las nueces fuesen peladas?), ponemos su fruto, las pasas, los champiñones, el queso de cabra y todo lo anterior en una ensaladera.

2 Le añadimos un poco de sal, pimienta, un poco de orégano y buen chorro de vinagre aceto balsámico movemos bien para que se mezcle y nos ponemos a preparar la salsa:

3 En un bol pequeño para preparar salsas ponemos la mayonesa, la mostaza y las 2 gotas de limón, movemos bien con una cuchara para unificar y la ponemos por encima de la ensalada, pero no mezclándola, sino cubriéndola, de manera que sólo se vea la salsa.

4 Cogemos una sartén con un poco de aceite de oliva y ponemos las tiras de bacon cortado a trozos pequeños y los piñones. Los vamos friendo hasta que se queden bien dorados.

5 Ponemos por encima de la ensalada el bacon y los piñones que habrán quedado crujientes.


A mi gusto deberían haber especificado la cantidad proporcional de salsa, porque estaba un poco saturada de salsa, pero estaba exquisita, probadla!!!

Así ha quedado (hoy, por fin, más enfocada):



¡¡¡Mañana no hay ensalada, que hay fútbol!!! ¡¡A por ellos, oeee!!

15

Mayday, mayday!! ¿Hay alguien ahí?

Esto de blogger es una risa.

Hoy me ha dado mil problemas para publicar y contestar comentarios. Los comentarios no se publicaban, luego si yo escribía uno, aparecían todos, luego no, luego aparecían de vez en cuando... Un cachondeo.

Más tarde ha empezado el problema con los seguidores, que en la ventanita salía un error.

Ahora no tengo seguidores y yo misma no sigo ningún blog... y cuando he querido crear la entrada me ha salido otro error...

En fin, habrá que respirar hondo y esperar que esto se solucione pronto!!



... y ahora no me deja publicar... ainsss...

2

Ensalada de crujientes

Esta ensalada tiene una pinta de muerte:

Ingredientes para 2 personas:

- lechuga
- 1 cebolla tierna
- 1 manzana
- nueces peladas
- pasas
- sal, pimienta, vinagre
- tiras de bacon
- piñones
- 3 cucharadas de mayonesa
- 2 cucharaditas de mostaza
- 2 gotas de zumo de limón


Preparación:

1 Cortamos la lechuga en juliana, bien picadita en trozos pequeños y lo mismo con la cebolla; pelamos la manzana y la cortamos a trozos pequeños; cascamos las nueces, ponemos su fruto, las pasas y todo lo anterior en una ensaladera.

2 Le añadimos un poco de sal, pimienta y buen chorro de vinagre, movemos bien para que se mezcle y nos ponemos a preparar la salsa:

3 En un bol pequeño para preparar salsas ponemos la mayonesa, la mostaza y las 2 gotas de limón, movemos bien con una cuchara para unificar y la ponemos por encima de la ensalada, pero no mezclándola, sino cubriéndola, de manera que sólo se vea la salsa.

4 Cogemos una sartén con un poco de aceite de oliva y ponemos las tiras de bacon cortado a trozos pequeños y los piñones. Los vamos friendo hasta que se queden bien dorados.

5 Ponemos por encima de la ensalada el bacon y los piñones que habrán quedado crujientes.


¿Tiene o no tiene una pinta para chuparse los dedos?

Bon apetit!

7

Mi versión de la ensalada del Chef

Hoy se juntan las entradas...

Acabo de zamparme la ensalada del Chef. Francamente, lo de la mostaza a la antigua... psé... Y el queso Emmental se me ha acabado empalagando, pero estaba buena. No será mi ensalada favorita, pero no estaba mal.

La receta con mis variaciones (hoy sí que no he cambiado casi nada):


Ingredientes para 2 personas:

- 1 pechuga de pollo
- lechuga
- canónigos (que me quedan un montón)
- 2 tomates
- 2 lonchas finas de queso Emmental (o similar)
- 2 lonchas finas de jamón de york
- 2 huevos cocidos
- sal

Para la vinagreta:

- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 1 y 1/2 cucharadas de vinagre de vino blanco
- 1 cucharadita de mostaza a la antigua
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 suspiro de pimienta negra recién molida -> (lo del suspiro me ha llegado...)

Preparación:

1 En una sartén con un poco de aceite de oliva doramos la pechuga por los dos lados. Retiramos, salamos ligeramente y reservamos hasta que enfríe.

2 Lavamos las hojas de lechuga y escurrimos. Las cortamos en trozos irregulares con las manos y las colocamos en el fondo de un bol grande. Añadimos los canónigos.

3 Cortamos los tomates en gajos y los ponemos encima de la lechuga.

4
Cortamos la pechuga en tiras finas y las ponemos en el bol.

5 Cortamos las lonchas de jamón de york y las de queso Emmental en taquitos y las colocamos encima de las tiras de pollo.

6 Pelamos los huevos cocidos, cortamos en dos mitades cada uno y los colocamos en el bol de manera ordenada.

7 Ponemos todos los ingredientes de la vinagreta en un frasco de cristal con tapa. Cerramos y agitamos bien.

8 Finalmente ponemos la vinagreta por encima de todos los ingredientes que tenemos en el bol.


Como os digo, no será mi ensalada favorita, pero ciertamente tiene un sabor curioso.

Aquí os dejo el resultado... y sí, miraré de asegurarme que la foto esté enfocada la próxima vez :)



P.D.: Gracias a todos por los mensajes de ánimo sobre la entrada de esta madrugada... de corazón. Mañana los publico y los respondo. Hoy no doy más de mí, ha sido un día largo y tenso. Buenas noches.

0

Ensalada del Chef

Hoy he llegado tarde a colgar la receta, pero es que me he pasado el día yendo y viniendo del veterinario, en fin... prefiero pensar en otra cosa...

Ingredientes para 2 personas:

- 1 pechuga de pollo
- lechuga
- 2 tomates
- 2 lonchas finas de queso Emmental (o similar)
- 2 lonchas finas de jamón de york
- 2 huevos cocidos
- sal

Para la vinagreta:

- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 1 y 1/2 cucharadas de vinagre de vino blanco
- 1 cucharadita de mostaza a la antigua
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 suspiro de pimienta negra recién molida

Preparación:

1 En una sartén con un poco de aceite de oliva doramos la pechuga por los dos lados. Retiramos, salamos ligeramente y reservamos hasta que enfríe.

2 Lavamos las hojas de lechuga y escurrimos. Las cortamos en trozos irregulares con las manos y las colocamos en el fondo de un bol grande.

3 Cortamos los tomates en gajos y los ponemos encima de la lechuga.

4
Cortamos la pechuga en tiras finas y las ponemos en el bol.

5 Cortamos las lonchas de jamón de york y las de queso Emmental en taquitos y las colocamos encima de las tiras de pollo.

6 Pelamos los huevos cocidos, cortamos en dos mitades cada uno y los colocamos en el bol de manera ordenada.

7 Ponemos todos los ingredientes de la vinagreta en un frasco de cristal con tapa. Cerramos y agitamos bien.

8 Finalmente ponemos la vinagreta por encima de todos los ingredientes que tenemos en el bol.


Me voy corriendo a por los ingredientes que me faltan para hacerla esta noche. Bon apetit!

63

Angustia

Monsoon está enferma. Mañana tengo que llevarla al veterinario a que le hagan pruebas para confirmar (que no 'descartar') el Síndrome de Cushing. Sólo tiene dos añitos y medio y, dado que no toma ningún medicamento a base de corticoesteroides, la cosa no pinta muy bien.

Sé que no debería ponerme en lo peor, sobre todo cuando ella me nota tan triste que ya se ha subido varias veces a mi cama a darme besitos. Pero es difícil, muy difícil...

Y, sintiéndolo por todos los acérrimos defensores de la soltería, a las tres de la madrugada, cuando estás en la oscuridad de tu habitación llorando en tu cama, vendría muy bien tener a alguien que te abrazara, te consolara y te dijera que todo saldrá bien...

18

Mi versión de la ensalada de canónigos y queso de cabra + sandwiches vegetales

Ayer por la mañana no pude subir el resultado de la cena del viernes porque mi ordenador decidió oportunamente morir. Y debo decir que ayer, como había partido y venía gente a cenar y decidimos cenar de picoteo, en vez de ensalada hice mis archifamosos sandwiches vegetales (más abajo pongo la receta aunque con la emoción del momento no hice foto!!).

Pues bien, recordemos la receta de la ensadala de canónigos y queso de cabra con mis (esta vez pequeñas) variaciones:

Ingredientes para 2 personas:

- 1/2 paquete de hojas de canónigos frescos
- 3 ó 4 hojas de lechuga trocadero (es que me pierde)
- 1 manzana
- 1 cebolleta tierna - la cebolla cruda no es algo que me emocione, la verdad
- tomates cherry - no tenía, puse tomates normales
- 2 rodajas de queso de cabra - decidí comprar queso de cabra en pequeños medallones
- harina
- 1 huevo
- pan rallado
- pasas sultanas
- sal
- pimienta negra molida
- vinagre
- aceite de oliva
- aceto balsámico

Preparación:

1 Abrimos el paquete de hojas de canónigos y les damos un remojo con agua fría. Escurrimos y ponemos en un bol. Cortamos la lechuga trocadero en trozos con las manos, la lavamos y añadimos a los canónigos.

2 Pelamos la manzana, la cortamos en taquitos pequeños y los añadimos al bol.

3 Pelamos la cebolleta tierna, la cortamos en gajos finos y la añadimos al bol. Lavamos los tomates y también los añadimos al bol.

3.1. Ponemos aceite a calentar en una sartén de tamaño mediano.

3.2. Pasamos los medallones de queso de cabra por harina, por huevo previamente batido y finalmente por pan rallado.

3.3. Cuando el aceite de la sartén esté muy caliente, ponemos a freír los medallones rebozados.

3.4. Una vez estén dorados, retiramos del fuego y colocamos encima de papel de cocina absorbente para quitar el exceso de aceite.

4 Mezclamos bien los ingredientes y aliñamos a nuestro gusto con sal, pimienta negra molida, vinagre, aceto balsámico y aceite de oliva.

5 Movemos para que el aliño llegue a todos los rincones de la ensalada y servimos en dos platos.

6 Colocamos encima de la ensalada, en cada plato, una rodaja de un buen queso de cabra. Colocamos las rodajas de queso de cabra rebozado encima de la ensalada en el bol.

7 Adornamos por encima con un hilillo de buen aceite de oliva.

Y éste fue el resultado (la foto no está muy enfocada, sorry...):






La verdad es que estaba muy buena, aunque me gustaría saber la receta de la vinagreta de frutos del bosque, porque me encanta con el queso de cabra...

Y ahora os paso aquí la receta de los sandwiches vegetales, ideales en verano para hacer meriendas-cena.

SANDWICHES VEGETALES:

Ingredientes para 2 personas:

- 8 rebanadas de pan de molde
- 4 ó 5 hojas de lechuga romana
- 1 huevo
- 1 lata de atún
- aceitunas (normalmente un bote pequeño)
- mayonesa


1 Ponemos el huevo a hervir. Deberemos dejarlo hervir durante 15 minutos hasta que esté bien duro. Una vez hecho, pondremos a enfriar.

2
Lavamos la lechuga, escurrimos y cortamos a juliana. La metemos en un bol.

3 Cortamos las aceitunas en trocitos pequeños. Generalmente cortaremos cada aceituna en 4 trozos y después, cada uno de los 4 gajos resultantes lo cortaremos por la mitad (también se puede usar una picadora, pero hay que tener cuidado de que no machaque las aceitunas hasta convertirlas en una pasta). Añadimos al bol de la lechuga.

4 Cortamos el huevo en trozos pequeños. Para ello cortamos los huevos por la mitad, colocamos cada mitad en la tabla de cortar y hacemos cortes en tiras y después cortamos transversalmente. Añadimos también al bol.

5 Añadimos la lata de atún al bol y mezclamos todo junto con la mayonesa al gusto.

6Cortamos las rebanadas de pan de molde en triángulos y rellenamos con la mezcla.

Espero que os gusten.


Por cierto, a todos los que me habéis dicho que en la ensalada César que hice no se veía la lechuga, os diré que "sólo" llevaba UNA LECHUGA ENTERA Y MEDIA MÁS porque hice ensalada para 5. La foto es desde arriba!! Y puse todo el bol llenito de lechuga y encima todos los ingredientes e hice la foto antes de mezclarlo todo! Hay que ver, eh??? ;)

10

Ensalada de canónigos y queso de cabra

Ingredientes para 2 personas:

- 1 paquete de hojas de canónigos frescos
- 1 manzana
- 1 cebolleta tierna
- tomates cherry
- 2 rodajas de queso de cabra
- sal
- pimienta negra molida
- vinagre
- aceite de oliva

Preparación:

1 Abrimos el paquete de hojas de canónigos y les damos un remojo con agua fría. Escurrimos y ponemos en un bol.

2 Pelamos la manzana, la cortamos en taquitos pequeños y los añadimos al bol.

3 Pelamos la cebolleta tierna, la cortamos en gajos finos y la añadimos al bol. Lavamos los tomates y también los añadimos al bol.

4 Mezclamos bien los ingredientes y aliñamos a nuestro gusto con sal, pimienta negra molida, vinagre y aceite de oliva.

5 Movemos para que el aliño llegue a todos los rincones de la ensalada y servimos en dos platos.

6 Colocamos encima de la ensalada, en cada plato, una rodaja de un buen queso de cabra.

7 Adornamos por encima con un hilillo de buen aceite de oliva.


Bon apetit!!

24

Mi versión de la ensalada César

Bueno, pues aquí está el resultado de la 1ª jornada de la I Semana Oficial de cenar Ensalada.

Recordemos la receta añadiendo mis variaciones:

Ingredientes para 2 personas:
- 1 /2 lechuga trocadero (junto con la de hoja de Roble, mi favorita) -> éramos 4
- 3 rebanadas de pan de molde
- queso parmesano
- 3 ó 4 anchoas en aceite -> no me gustan las anchoas - bacon cortado en tiritas - 2 filetes de pechuga de pollo - harina - 1 huevo - pan rallado
- aceite de oliva
- sal

Para la salsa César:
- 1 /2 diente de ajo
- 1 2 huevos
- 1 2 cucharadas de limón exprimido
- 1 2 cucharaditas de mostaza
- 3 anchoas en aceite -> seguían sin gustarme las anchoas
- aceite de oliva

Preparación:

1 Para hacer la salsa César, ponemos en el recipiente de la batidora el 1/2 diente de ajo, el huevo, la cucharada de limón exprimido, la cucharadita de mostaza y las 3 anchoas cortadas a trocitos y bien escurridas previamente.

2 Batimos y, mientras se hace, incorporamos poco a poco un chorrito de aceite de oliva hasta que se vaya espesando y nos quede como una mayonesa. Reservamos.

No he conseguido que me quedara textura de mayonesa... Me ha quedado más líquida... pero estaba rica!! No sabía que la salsa César se hacía así :)

3 Quitamos las cortezas a las rebanadas de pan de molde y las cortamos en taquitos de aproximadamente 1 cm.

4 Ponemos un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente ponemos los taquitos de pan y los freímos hasta que queden dorados. Los sacamos y los ponemos en un plato con papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.

4.1. Salpimentamos el pollo, lo pasamos por harina, después por un huevo que habremos batido previamente y finalmente por pan rallado.

4.2. Freímos el pollo en una sartén con aceite de oliva hasta que el rebozado esté dorado.

4.3. En el mismo aceite que hemos usado para el pan y mientras se hace el pollo, freímos las tiras de bacon hasta que estén doradas.


5 Lavamos la lechuga, la escurrimos, la troceamos y la ponemos en un bol grande.

6 Incorporamos al bol el queso parmesano cortado a virutas, las anchoas cortadas en trocitos de 1 cm. aproximadamente y los taquitos de pan de molde fritos.

7 Ponemos encima la salsa César que teníamos reservada.


Et voilà!!


me aburro desde hace un rato


12

Ensalada César

Ingredientes para 2 personas:

- 1/2 lechuga
- 3 rebanadas de pan de molde
- queso parmesano
- 3 ó 4 anchoas en aceite
- aceite de oliva

Para la salsa César:

- 1/2 diente de ajo
- 1 huevo
- 1 cucharada de limón exprimido
- 1 cucharadita de mostaza
- 3 anchoas en aceite
- aceite de oliva

Preparación:

1 Para hacer la salsa César, ponemos en el recipiente de la batidora el 1/2 diente de ajo, el huevo, la cucharada de limón exprimido, la cucharadita de mostaza y las 3 anchoas cortadas a trocitos y bien escurridas previamente.

2 Batimos y, mientras se hace, incorporamos poco a poco un chorrito de aceite de oliva hasta que se vaya espesando y nos quede como una mayonesa. Reservamos.

3 Quitamos las cortezas a las rebanadas de pan de molde y las cortamos en taquitos de aproximadamente 1 cm.

4 Ponemos un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente ponemos los taquitos de pan y los freímos hasta que queden dorados. Los sacamos y los ponemos en un plato con papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.

5 Lavamos la lechuga, la escurrimos, la troceamos y la ponemos en un bol grande.

6 Incorporamos al bol el queso parmesano cortado a virutas, las anchoas cortadas en trocitos de 1 cm. aproximadamente y los taquitos de pan de molde fritos.

7 Ponemos encima la salsa César que teníamos reservada.


A ver qué tal nos sale, bon apetit!



me aburro desde hace un rato

19

¡Hoy cenamos ensalada!

El otro día estaba escuchando en la radio una sección sobre libros y recomendaron uno de recetas de ensaladas.

Se me hizo la boca agua de inmediato y es que ¡¡me encantan las ensaladas!!

Y me dio una idea buenísima: comprarme el libro e inaugurar la "I Semana Oficial de cenar Ensalada". Durante los próximos siete días voy a cenar cada día una ensalada (con aporte energético, claro) hecha por mí siguiendo las recetas y, por lo que he podido ver echando un vistazo al libro, versioneándolas a mi gusto, jeje.

Os invito a seguirme: yo colgaré por la mañana la receta y por la noche el resultado final con mis variaciones y foto incluida ¡y os animo a hacer lo mismo! Si no sabéis qué haceros para cenar en estas noches calurosas, uníos a mi "I Semana Oficial de cenar Ensalada" y enviadme vuestras variaciones y fotos y las colgaré a medida que vayan llegando!

Podéis enviarlo todo a hoycenamosensalada@yahoo.es

¡Animaos!

47

Mi primera vez.

Cuando yo era niña, mi padre tenía un Citroën 2CV verde (descapotable, eso sí, eh?). No tenía radiocasete ni yo me imaginaba siquiera que debiera tenerlo, porque los viajes en La Rana (como se apodaba) estaban llenos de canciones. Así aprendí a cantar.

Mi madre se sabe infinidad de canciones infantiles que algún día yo le cantaré a mi hijo, sin embargo (y a pesar de tener la carrera de solfeo y de guitarra) nunca se le ha dado muy bien la afinación.

Mi padre, no obstante, tiene una preciosa voz de barítono y es uno de los hombres que más cantan de cuantos conozco. Siempre está cantando. Si estás en mi casa, es rarísimo no oírle cantar mientras cocina o mientras está en el ordenador. Por supuesto, a Serrat.

Más adelante, cuando yo tenía unos ocho años, mi madre se compró un Seat Ibiza. Aquello fue la revolución: ¡¡radiocasete!! Sin embargo creo que la ilusión nos duró como un año, que fue más o menos el tiempo que tardó en estropearse para siempre. Y volvimos a las canciones a pleno pulmón, según mi madre, para evitar que mi hermano y yo nos mareásemos (el truco no funcionaba muy bien, la verdad).

Recuerdo una vez en el colegio cuando tenía yo once años y Mecano era lo más de lo más de la música española. Estaba cantando con unos compañeros de clase No hay marcha en Nueva York en el recreo y creo que justo en la parte final en la que Ana Torroja da el agudo, una compañera me dijo: "¡Cantas muy bien!". "¿Yooo?" - pensé para mí. Era la primera vez que me lo decían.

Fui creciendo y llegué a la época del walk-man. El mejor regalo que recuerdo haber recibido, ¡hasta tenía "auto-reverse"!. Entre recopilatorios hechos por mí grabados de la radio, Queen, Los Beatles y Phil Collins, estaba Soledad Giménez. Estaba enamorada de su voz y tenía machacadita mi cinta del Alma de Blues. Soñadora como yo sola, imaginaba una y otra vez que le cantaba a alguien Me das el mar (probablemente la canción que más he cantado en la ducha en mi vida pero al final nunca le he cantado a nadie...)

Luego vinieron las voces negras: Mariah Carey, Whitney Houston, Toni Braxton... Incluso tuve una época de machacar el Falling into you, y más en concreto It's all coming back to me now de Celine Dion (a la que ahora no soporto mucho, la verdad). Esas grandes divas me enseñaron a cantar, a apoyar, a modular.

Me gustaba cantar, me gustaba mucho. Por aquel entonces tenía una amiga que cantaba muy bien. Tal vez tenía una voz menos potente que la mía, pero definitivamente más suave y afinada. Quitando esos momentazos de sábado por la noche acompañadas de las guitarras de unos cuantos amigos (aún no puedo escuchar la BSO de Titanic sin echarme a reír), yo siempre cantaba para mí, en la ducha, delante del ordenador, tumbada en la cama, con cualquier cosa haciendo las veces de micrófono.

No pretendo dar a entender que nadie me escucha nunca cantar, lo hacen, porque yo canto todo el día, sólo que para mí. Por eso cuando alguien me ha pedido alguna vez que cantara en voz alta para él/ella, siempre me ha dado vergüenza, no estoy acostumbrada.

Y así fue como el primer día de mi primera clase de canto, cuando mi profesora me dijo que le cantara algo, me quedé de piedra y mientras cantaba, sentía cómo me iba poniendo nerviosa bajo su mirada escrutadora y cómo de vez en cuando los nervios me quebraban la voz.

No tardé mucho en darme cuenta de que en esta vida hay tres tipos de personas: las que no saben cantar, las que saben cantar y las que se creen que saben cantar pero en verdad no tienen ni idea. Yo quedé pronto relegada a esta tercera categoría.

No sabiendo solfeo, era una tortura que mi profesora me diera el tono en el piano. Ella tocaba "diiing" en el piano y yo cantaba "mmmdriggnnn". Y ella: "No!!, diiing, diiing, diiing, diiing!!", martilleándome los oídos con las teclas del piano.

Los reproches eran continuos: "No, así no, más arriba, más colocado, más timbre, más redondo, mejora ese apoyo, ¡esa respiración!, ¡¡más stacatto!! ¡Tienes que pensar en una 'i', poner la boca para decir una 'a' y decir una 'e'!!"

Y yo me lanzaba: "mmmrrr@@@...??" No comprendía nada, y por cierto ¡¿qué narices era "stacatto"?!.

Tanta caña me metía que a la cuarta clase fui decidida a decirle que yo no pensaba ganarme la vida cantando, que era un hobbie, pero que fuera honesta conmigo, que si yo no valía para eso, que no me hiciera gastarme 100€ más al mes siguiente. Pero para mi sorpresa, ese día la vocalización con la 'r' me salió bien y le escuché por primera vez decirme un "muy bien" en el "mío, mío, mío, frío, frío, frío".

No es que las cosas sean radicalmente distintas ahora que han pasado ocho meses (menos lo de mi oído para el tono, eso sí que lo tengo ya controlado), sigue siendo muy estricta conmigo, pero he aprendido mucho. Ya nunca me daño la garganta al cantar y mis agudos son dignos (según ella) de toda una soprano. ¡Hasta quiere que haga el examen de ingreso en el Conservatorio porque según ella he desperdiciado una gran carrera en la música!

Y hoy, después de infinitas correcciones, de una decena de vocalizaciones de Concone aprendidas de oído (porque sigo sin saber leer una partitura) y de un millón de "mío, mío, mío, frío, frío, fríos", he actuado por primera vez en público. Y me ha gustado.

A mi profesora no le valía cualquier canción, tenía que ser difícil, con mensaje, con interpretación. Le llevé muchas opciones y todas las descartó: "Niña, esa canción no tiene nada". Ah... pues menos mal que sólo era de una tal Whitney Houston...

Al final fueron dos las finalistas y hasta esta mañana iba a cantarlas las dos, pero al final he tenido que elegir sólo una. No voy a mentir, me he quedado con la que me resultaba más fácil (aunque mi profesora dice que era la más difícil de las dos por la carga interpretativa).

La descartada ha sido Defying gravity, del musical Wicked pero en la versión de la serie Glee. Para el año que viene, ha dicho mi profe.

Y finalmente he cantado Maybe this time, de Cabaret también en la versión de Glee.

Creía que estaría más nerviosa y quince minutos antes de actuar, creía que no iba a entrar bien en los tiempos, no oía las entradas. Pero a pesar de que el micro se acoplaba un poco (y sí, también mi primera vez con micro de verdad y no un bote de colonia) lo he hecho bien. La semana que viene mi profesora (que hoy me ha felicitado) me sacará pegas seguro (de entrada ya os digo que he apoyado mal la última nota, ¡al carajo!). Pero hoy me he subido al escenario, me he presentado y he cantado interpretando (otra cosa que no había hecho nunca) moviéndome por todo el espacio (que tampoco era mucho, para qué mentir).

Había bastantes caras conocidas entre el público (gracias por venir), pero la canción se la he dedicado a mi afueli, "la Revoltosa", la que me lleva a ver ópera y zarzuela y que por supuesto (después de su intento frustrado de tener una hija artista) ha venido a ver el debut de su nieta.

Mi profesora me pregunta que porqué mis padres nunca me llevaron a clases de canto. Cuando les pregunto, mi padre, el barítono, el que siempre está cantando, me responde con cara de sorpresa: "Nunca has mostrado ningún tipo de interés especial por la música...".

Y es que se ve que cantar desde que tienes uso de razón no es como coger un violín o tocar piezas de Mozart a los tres años...

Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 Bitácora de una soltera All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.